Adolfo Pérez – Jacoiste

Redacción 2 mayo 2007 Opinión
Imagen de Adolfo Pérez - Jacoiste

BATASUNA BAI “Euskadi Ta Askatasuna no puede imaginarse unas elecciones sin la izquierda abertzale. Celebrar unas elecciones no democráticas supondría apostar por alargar el conflicto. Esperamos que no se dé ese escenario. Porque, en una palabra, eso expresaría el fracaso del proceso, sería una decisión del Gobierno español contra el proceso.” (Entrevista a ETA publicada por Gara el 8 de abril). Para el gobierno socialista nunca habrá bastantes pruebas de que ANV es un traje de Batasuna. No son libres para obrar en consecuencia. Son esclavos de ETA y su proceso. Da igual que la utilización de las siglas ANV para burlar la ilegalización de Batasuna esté prevista hasta en los papeles incautados a Mikel Antza hace un par de años. El atentado de Barajas se produce tras llegar “el proceso” a un punto de bloqueo en las negociaciones. Tras el atentado, el gobierno sólo tenía dos alternativas: o romper definitivamente “el proceso”, o romper el bloqueo volviendo a las famosas mesas paralelas (y lelos) con una oferta superior a la que dio lugar al bloqueo. Juzguen ustedes, a la luz de los hechos, cuál de las dos alternativas es la elegida por el gobierno. Obligado por tanto a tragarse la candidatura etarra, lo único que puede hacer el gobierno ahora es tratar de justificarse como sea, diciendo que ANV en sus estatutos “repudia la violencia”. A este respecto hay que aclarar un par de cosas. Primero que condenar el terrorismo debería ser (que no lo es) una condición sine qua non para que cualquier partido pudiera ser considerado democrático y pudiera presentarse a las elecciones, pero siendo esa condena una condición necesaria no es en absoluto una condición suficiente. Es decir, es necesario que sea verde para que sea una rana, pero que sea verde no es suficiente para que sea una rana, porque también es verde un cocodrilo. Lo segundo a tener en cuenta es que eso de repudiar la violencia estaría escrito en sus estatutos de 1931, pero en todo caso quedó en papel mojado al constituirse ANV en miembro fundador Herri Batasuna (coalición que jamás condenó la violencia y fue ilegalizada por formar parte de ETA). Si en los infaustos tiempos de la República la ANV fue un partido independiente, es obvio que cuando en 1978 forma parte de Herri Batasuna es ya un partido “opado” por ETA. Por lo demás, es evidente que los socialistas no pueden ilegalizar ANV y todas sus candidaturas de un plumazo (como sería lógico), porque entonces los batasunos carecerían de un partido con el que poder entrar en el Parlamento Foral. Es por eso por lo que han decido montar un absurdo paripé aprobando una a una las candidaturas municipales. Ilegalizarán algunas en algunos municipios para salvar la cara, pero dejan intactas las siglas ANV para que Batasuna entre en nuestro Parlamento. Adolfo Pérez – Jacoiste

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 28 de junio de 2018