LIBERTAD RELIGIOSA Y DE CULTO EN PAMPLONA

José Javier Solabre 30 abril 2007 Cartas al director / Agenda

LIBERTAD RELIGIOSA Y DE CULTO EN PAMPLONA Es necesario aclarar una serie de puntualizaciones a raíz de los acontecimientos que han elevado a noticia la actividad educativa del Instituto de Enseñanza Secundaria Julio Caro Baroja (sito en Pamplona en la Biurdana), donde se generó cierta problemática con el uso del “hiyab” y no del “burka”; el hiyab resurge con fuerza en los años 80 y llega hasta nuestros días en una forma nueva: un tipo de pañuelo que cubre completamente la cabeza y el cuello de las mujeres musulmanas, tal y como una exigencia de vestido en las mujeres. La Constitución Española en su Artículo 16. 1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la Ley. La Ley Orgánica 7/1980, de 5 de julio, de Libertad Religiosa establece y regula este derecho que se recoge en todos los ordenamientos, desde las Declaraciones internacionales hasta las normas de desarrollo nacionales pasando por las Constituciones. Queda más que claro, que está más que reconocido el ejercicio de este derecho fundamental. ¿Entonces a qué viene no dejar a las niñas acudir a clase con el “hiyab”. Se trata de una prenda o una forma de cubrirse por exigencias religiosas, no se trata de taparse la cabeza, como parece que se recoge en el reglamento del centro aludido. Las mujeres que practican la religión musulmana se cubren, pero también se cubren las monjas de la religión católica. Muchas personas católicas portamos signos externos que al estilo de colgantes como medallas o crucifijos, cuelgan de nuestro cuello, ¿pueden asistir a la escuela con ellos?. En los centros concertados de carácter confesional, parece más lógico que un reglamento interno, sobre la base de un ideario de centro aprobado por la administración, pueda limitar de alguna manera el uso de otros símbolos religiosos, pero teniendo muy en cuenta los preceptos citados “ut supra”. Como en su momento, que en Pamplona aún no ha llegado, los centros que puedan establecerse de confesión musulmán. Ahora bien, en la escuela pública no cabe la limitación de ningún tipo. No podemos olvidar que la propia ley de libertad religiosa, establece para el ejercicio de este derecho un solo límite, que son los derechos de los demás ciudadanos. La sociedad actual, y la sociedad del futuro, pasa por el respeto, por el necesario respeto a los demás, y para aquellos que somos los más, nos confesamos católicos podemos tomar las palabras de San Agustín, “ama y haz lo que quieras”, sobre la base del amor, nunca cabe la falta al respeto del derecho de los demás. José Javier Solabre

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 9 de enero de 2009