Adolfo Pérez – Jacoiste

Redacción 30 abril 2007 Opinión

A LA ALTURA DE ZIMBABUE Recientemente asistimos a la agresión contra un miembro del Foro de Ermua por parte de una turba nacionalista. Al hecho de la agresión, se sumó además la escandalosa reacción tanto de la policía autónoma que no quiso detener al agresor, como de las autoridades políticas nacionalistas que condenaron… ¡al agredido! Así funcionan las cosas en la autonomía vecina que pretende nuestra anexión: o bien cantas el eusko gudariak, o bien recibes una patada en la entrepierna. Comoquiera que casi todo el mundo prefiere cantar a que le den una patada en la entrepierna, he ahí cómo se construye una mayoría nacionalista. Naturalmente el PSOE tampoco ha condenado la agresión y además ha encabezado una iniciativa para prohibir al Foro de Ermua el uso del nombre de la localidad. El Gobierno Vasco, por su parte, emitió un comunicado responsabilizando al agredido por la patada que había recibido. El primer argumento que utilizó el Gobierno Vasco para legitimar la agresión, nos retrotrae a los tiempos en los que en la América profunda había baños para blancos y baños para negros. Pues bien, según Miren Azkárate (apellido que viene que ni pintado), en el País Vasco los juzgados tienen una puerta principal para que entren los nacionalistas, y una puerta trasera para los no nacionalistas; al no nacionalista que ose entrar por la puerta de los blancos, patada en la entrepierna. La argumentación se comenta por sí misma. El segundo argumento, fue que las personas entre las que se encontraba el agredido “estuvieron allí provocando, insultando y sin pedir autorización para una concentración”, lo que le lleva a preguntarse “quién fue el responsable”. Se ve que la ilustre portavoz del Gobierno Vasco no termina de decidirse entre si el agredido se estaba contramanifestando o si simplemente intentaba entrar en el juzgado y se equivocó de puerta, pero sí tiene claro que en cualquier caso el responsable de la agresión es el agredido. Dichosa cuota. Por otra parte, y puesto que los responsables oficiales de la crispación son el PP y la COPE, cabría esperar que el responsable de la agresión fuera un militante del PP o un oyente de la COPE, probablemente ambas cosas, pero resulta que va y es un tal Alejandro Aramburu, militante del PNV. ¿Hemos de creernos entonces que ha sido de la COPE de donde ha sacado este euskalopiteko la idea de que hay que agredir a la gente del foro de Ermua? ¿O es que no son el PP y la COPE los que realmente crispan? Casualmente, por otro lado, en esas mismas fechas Robert Mugabe utilizó el mismo argumento que el PNV para justificar la brutal agresión sufrida por el líder de la oposición en Zimbabue: “por supuesto que fue golpeado, pero fue porque lo estaba pidiendo”. Qué pena que Mugabe no hable euskera para poder presentarlo en Navarra como candidato de Zimbabue Bai. Eso sí: el PNV, el PSOE y las instituciones vascas han quedado a la altura de un tirano tercermundista. Tomamos nota. Adolfo Pérez – Jacoiste

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Qué nota le pondría usted a la gestión de Chivite en este primer año de gobierno?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 17 de noviembre de 2017