HAGAMOS UNA COSA: NADA

HAGAMOS UNA COSA: NADA No falta mucho para que Pamplona estrene una nueva estación de autobuses que sustituirá a la modernidad envejecida que ahora “disfrutamos”. Coincide que estamos casi casi en campaña electoral y los candidatos/as se ven más que nunca obligados a planificar el gasto de -nuestro- dinero. Miran a la nueva estación, miran a la vieja, se rascan la cabeza, y no resisten la tentación de decir que hay que hacer algo, lo que sea… a ver si hay suerte y la ideica cae bien entre la plebe. Que si una plaza cubierta, que si un museo… Si no fuera por esta distorsión cuatrienal que suponen las elecciones, o si hubiera algo más de austeridad, o algo más de respeto hacia esos dineros que con tanta paciencia hemos ido metiendo en las huchas de la zona azul a lo mejor se planteaban los consistoriales otra opción: no hacer nada de momento. Es decir, derribar el edificio de la vieja estación, indemnizar a los vecinos desalojados, y no hacer nada más… de momento. Dejar el espacio libre por una temporada a ver qué pasa. Y hacer las cosas sin prisas, y gastarse los dineros -nuestros dineros- cuando de verdad haga falta. Y cuando se vea claro que conviene hacer algo. Jerónimo Erro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja