Fernando San Miguel, economista

Redacción 13 abril 2007 Opinión

BIEN POR LA NUEVA CIUDAD DE LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN Es una buena noticia. Una iniciativa que supone un paso más en la transformación que está experimentando el entramado industrial navarro y que le sitúa en una senda de crecimiento futuro basado en nuevos parámetros de competitividad. Además del apoyo y el efecto positivo que esta nueva iniciativa puede tener sobre el conjunto de las empresas navarras, destacaría dos cuestiones interesantes: En primer lugar, su proximidad a la universidad. La cercanía física entre empresas y centros de investigación es importante pues facilita la cooperación, permite compartir ideas y necesidades comunes y fortalecer en definitiva la transferencia de tecnología del mundo de la investigación a las empresas. Para ello será además importante seguir trabajando en mejorar la comunicación, la cooperación y el acercamiento entre estos dos ámbitos, para que la unión entre el mundo empresarial y la universidad sea más una generalidad que prácticas aisladas de determinadas empresas o investigadores. En segundo lugar, este tipo de infraestructuras pueden actuar como atractivo para atraer nuevas empresas a Navarra tanto nacionales como multinacionales, bajo condiciones de igualdad y en función no de su nacionalidad sino de su capacidad y posición competitiva en los mercados internacionales. Ojala que esta iniciativa dé el fruto deseado, que no es otro que mejorar la competitividad de las empresas pertenecientes al cluster y generar también externalidades positivas de carácter trans-sectorial. Este es un buen comienzo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 8 de septiembre de 2007