ALGUIEN TENDRÁ QUE RECORDAR LA MEMORIA HISTÓRICA DE NAVARRA

Redacción 20 noviembre 2006 Claves
Imagen de ALGUIEN TENDRÁ QUE RECORDAR LA MEMORIA HISTÓRICA DE NAVARRA

La Historia de Navarra no sé si antes o después de la Gamazada se resume hoy en dos, oficialmente: Navarra fue nacionalista vasca de toda la vida y republicana al menos desde 1931. Sobre lo demás se guarda silencio. Que Sabino Arana nació, vivió y murió donde sabemos y cuándo y cómo ¿qué más da? Pero no es la verdad lo importante y si no que se lo pregunten a diputados con padres y abuelos que combatieron en los tercios como requetés, de izquierda, centro o derecha, o a nacionalistas cuyos padres añoraban la boina roja en el lecho de muerte. De la falange ya me gustaría preguntar a significados socialistas. Navarra no fue republicana, como nunca fue mayoritariamente y popularmente fascista. Navarra popularmente fue lo que fue y si no que vean las listas de los nombres de los jóvenes que murieron en los frentes de batalla; Navarra llevaba luchando al menos desde 1833, cuando ni los nacionalismos habían asomado en el panorama ni menos los totalitarismos fascistas. La verdadera historia no ha existido porque la narración oficial la silencia. Pero,¡Ay!, existe un pero. Algo no casa en sus planteamientos. Si lo que se llamó el bando nacional, tenía tan poca participación popular, si Franco era un general mediocre, si no se cree en los milagros y la ayuda italiana y alemana fue la que fue, ¿cómo se pudo ganar la guerra, si Dios ayuda a los malos cuando son más que los buenos? Sin duda empleo un tono sarcástico. No es comprensible que ignoremos tan brutalmente nuestro pasado. Si no lo conocemos no podemos amarlo, pero tampoco nuestra identidad histórica. Nuestros antepasados amaban la paz y la vida familiar tanto o más que nosotros. No se ponían en armas por un quítame esas pajas. Su sufrimiento salvó nuestro espacio de libertad. ¿Cuándo comprenderemos que nuestro bienestar se lo debemos a ellos? Algún día habrá que hablar de los orígenes y causas de las miserias y desamparos del siglo XIX y XX. Quien nos ha quitado el pasado tiene fácil el camino para construir nuestro futuro. Pero somos lo que somos: una ley vieja nacida de su fe católica y un espacio de libertad. A Navarra no la hicieron ni las razas, ni las lenguas, ni las diversas culturas, ni las montañas ni las riberas. Cualquiera de estos elementos que se sobreponga destruirá nuestra milenaria libertad. Navarra son sus fueros y su historia. La peculiaridad de Navarra es que siempre quiso ser ella misma, sin componendas y con la idea clara de que “Cada uno en su casa y Dios en la de todos”. En la historia aquí, en Navarra, han cabido todos, por eso el auténtico vascuence ha sobrevivido mejor que en otro sitio de las tierras euskaldunes. Sin embargo no hay que preocuparse, pues por mucho que nos reivindique HB y ETA, no hay que preocuparse. Rodríguez Zapatero y sus mesnadas navarras repiten que aquí no pasa nada. Diego de Miranda

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 5 de julio de 2007