Pilar Vigila

Redacción 30 octubre 2006 Opinión
Imagen de Pilar Vigila

CATÓLICOS Y VIDA PÚBLICA EN PAMPLONA Las I Jornadas sobre Católicos y Vida Pública en Pamplona han sido un éxito. Se puede decir así y felicitar a la organización de la ACDP (Asociación Católica de Propagandistas). Primero porque hubo bastante asistencia, a pesar de que no se hizo mucha publicidad de las Jornadas. Y segundo, porque ha habido intervenciones muy interesantes. La tarde del viernes fue antológica. Para mí, estuvo brillante Don Fernando Sebastián. Magnífica también la de Don Alfredo Dagnino, Letrado del Consejo de Estado y miembro del patronato del CEU (Las sesiones se podrán ver en www.tagomedia. com, para el que le interese). Fue un arranque de mucho nivel, aunque ambos pecaron de lo mismo: se alargaron un poco, sobre todo teniendo en cuenta el calor que hacía en la sala. Pero realmente, poco más se puede decir sobre el compromiso del laico en la vida pública, y no creo que se pudiera hacer mucho mejor. Yo no me voy a arriesgar a hacer un resumen, que sería excesivo. Espero que podremos leer las intervenciones con calma en algún medio. La tarde prometía, a pesar del calor, y la mesa redonda no decepcionó. Claro que los ponentes eran excepcionales. José Eugenio Azpíroz Villar, Gotzone Mora, y Amelia Salanueva. José Eugenio Azpíroz habló con sinceridad de su trayectoria política, y de su principal preocupación desde el principio: la defensa de la vida atacada injustamente, ya sea desde el terrorismo de ETA o desde la legislación sobre manipulación de embriones. Su presentación fue serena, lúcida, inteligente: ” Yo he ido a muchos funerales” nos decía, ” a muchos de esos en los que no había casi nadie. Los de los uniformados, al principio” y seguía después explicando sus razones para oponerse a la ley de manipulación de embriones del PP, sin aspavientos, con argumentos muy claros. Se notaba que todo lo había vivido y pensado intensamente. Sincero. También hablaba de cómo actuar con libertad de católico dentro de la organización de un partido político, de cómo él luchaba en los congresos para convencer de sus razones y conseguir unos programas aceptables. Interesantísimo. Luego llegó Gotzone, intensa, convencida, emocionante. Más humana, imposible. Nos dijo que en la próxima legislatura ya no se iba a presentar, y nos explicó el porqué. Nos dió una primicia. Se sintió entre amigos: no faltaría más. Su valentía, su sencillez y su simpatía arrastran. Y después, Amelia Salanueva. Salvó el honor. Yo, si hubiera sido ella, hubiera salido corriendo ante la talla de los otros dos, pero no se dejó achicar y se manejó estupendamente. En realidad, fue una tarde un poco irrepetible. Por eso quizá no me llegó tanto la otra jornada. José Francisco Serrano Oceja dijo cosas interesantes. Y don Alejandro Llano estuvo brillante. Pero quizá hubiera pedido más de un título tan prometedor y complejo como era lo de Medios de comunicación y Cultura: claves para entender el mundo. Un poco fuera de lugar las críticas al compañero de la COPE: no era el lugar, Dª Maite, lo siento. A mí me entró el bajón con eso. Y estupendas también las sesiones sobre la Familia. Yo tengo algunas sugerencias: con uno de los temas, para profundizar, nos hubiera dado para los tres días. Nos quedamos escasos. Las intervenciones, algo más breves. Las mesas redondas…¿no se podrían hacer preguntas con micrófono y dar pie a un poco de debate? Eso podría ser también interesante. Impresionante la cantidad de preguntas que se formularon. Insisto, se quedó corto. Esperaremos a las II Jornadas sobre Católicos y Vida Pública en Pamplona.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 1 de diciembre de 2014