ANTE LAS DIVERSAS AGRESIONES TOTALITARIAS PERPETRADAS CONTRA NAVARRA (II) 5. Otros movimientos en el tablero político, como la reunión celebrada en Elizondo entre representantes del PSE-EE, PNV y la ilegal Batasuna, al objeto de “desbloquear”, supuestamente, el denominado “proceso de paz”, manifiestan igualmente una unívoca carga simbólica: Navarra es espacio decisivo en la “construcción nacional vasca”; de modo que siempre estará presente como objetivo en cualquier mesa o debate en el que se pretenda -supuestamente- afrontar el fin de la violencia terrorista. 6. El debate político navarro se está trasladando perversamente al binomio “progresismo versus reacción” cuando el realmente existente, y así percibido por el conjunto de la ciudadanía, es el de “terrorismo totalitario versus libertad”; eterno debate entre los liberticidas, de cualquier modalidad, y los defensores de las libertades individuales y colectivas. 7. Para eludir este juego perverso, que aleja a los navarros de sus intereses reales empujándolos a imprevisibles escenarios, únicamente es posible responderle desde la revitalización del Pacto Antiterrorista, la unidad de las fuerzas democráticas ante las embestidas totalitarias y excluyentes, y la rectificación en esa dirección de la desconcertante, por no aplicarle calificativos mucho más duros, táctica seguida por el Gobierno de la nación, su partido, y sus mujeres y hombres en Navarra. 8. Hacemos un llamamiento a la responsabilidad personal y a la conciencia ética de los políticos y dirigentes de la sociedad navarra, para que alejen definitivamente, de sus intereses partidistas a corto plazo, las tácticas y estrategias impuestas por los totalitarios; no en vano aceptar su metodología siempre implica avances en los objetivos marcados por los terroristas y sus cómplices, así como los consiguientes retrocesos en las libertades, lo que hiere gravemente a la dignidad de las personas alienadas por estas perversas maniobras políticas. 9. Por último, invocamos al sentido de responsabilidad histórica de los navarros para que, por encima de intereses partidistas bastardos y la supuesta amabilidad de un estilo de vida “europeo”, conformista y consumista, nos mantengamos vigilantes y en disposición de defender los principios de la foralidad en libertad en las urnas; pero también en la interacción social pacífica.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas