FAMILIARES DE ETARRAS

José Javier Solabre 20 septiembre 2006 Cartas al director / Agenda

Conste como premisa y antes de que alguno monte en cólera, que no me parece ni medio bien, que los condenados en un proceso judicial, lo sean también el aita y el ama, considero que en la mayoría de los casos, sufren sabiendo el mal que ha podido ocasionar su hijo, y lamentan los daños que ha generado en su condicionamiento paramilitar. Pero no podemos olvidar que es su hijo y como instinto natural, obliga a la defensa materna de aquel que nace de sus entrañas. Por tanto, habría más que hablar de dispersión y alejamiento, que igual ocasiona más daño, más condena en quienes no tienen más culpa, que ser ama y aita de un condenado. Ahora bien, estos padres, tiene que ver claro que otros muchos padres y madres, han visto sesgada la vida de sus hijos, a manos de unos asesinos, y que si bien estos asesinos pueden ser sujetos a políticas de alejamiento de presos, de dispersión, etc., los difuntos, que no eligieron  en libertad, no pueden en momento alguno más que acercarse a Dios. Dicho esto, pregunto al Gobierno Vasco, ¿también va a dar ayudas a las madres y padres de aquellos a quienes les fue arrebatado el bien más preciado, la vida, para que acudan al cementerio, o para que engalanen las lápidas?. Y digo esto porque van a ser del orden de 600 euros por familia las ayudas a desplazamientos que van a poder recibir los familiares de los asesinos, que no los asesinados, que más quisieran que poder ver a sus hijos con vida.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando…
Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 6 de septiembre de 2013