SR. PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE NAVARRA, UN POQUITO MÁS

Redacción 6 junio 2006 Claves
Imagen de SR. PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE NAVARRA, UN POQUITO MÁS

SR. PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE NAVARRA, UN POQUITO MÁS La concentración que tuvo lugar en el “Baluarte” de los miembros y simpatizantes de UPN colmó las expectativas de los organizadores. Bien, todo muy bien, perfecto para los de dentro y para muchos de fuera. Y muy bien para los más, la defensa de la identidad Navarra y muy bien su integración histórica dentro de España. La emoción ponía en pié almas y piel. Electrizaba a los presentes: España, Navarra, o el peligro de “Ellos”, bien se llamasen Euskadi, Euskalerría o País Vasco. Pero no y de ninguna manera cuando la denuncia se alzaba contra los vascos. Se nos olvida que históricamente los únicos vascos se asentaban en los actuales territorios de Navarra. “Ellos” eran los várdulos. Los vascos éramos y son parte integrante de nuestra Navarra histórica. Ellos (los várdulos) eran, y lo confesaban con orgullo, al menos hasta el siglo XIX, castellanos. Dependían de Castilla (lo cual no era ni oprobio ni mal). El comercio tenía sus rutas de beneficio; y Vizcaya, Guipúzcoa, y algo menos Álava, se beneficiaban. Y sin desdoro se sentían incorporados a España. Los romanticismos la armaron y la historia comenzó a ser lo que decían ellos. Pero las ficciones injustas se vuelven tarde o temprano contra los que las fabulan. Las patrañas no tienen futuro. Señor Presidente de Navarra, nadie puede negar el esfuerzo que hicieron las fuerzas políticas conservadoras (Suarez fue Ministro del Movimiento) y grandes sectores de la Iglesia, por que España saliera de la confrontación endémica del XIX y XX y arrancara pacíficamente por los cauces del progreso y de la convivencia. Pero déjeme que le recuerde que en aquellos años, no dudamos que por un deseo de bien, quedó ridiculizada, machacada, exterminada, no la facción franquista (que pronto los hijos de los apellidos más renombrados de la falange oficial encontraron su sitio y encumbramiento como cabía esperar en las nuevas élites de poder), sino los de siempre, los “betionak”, los de la Navarra católica y tradicional, curiosamente los que se sentían orgullosos de los que por estar hasta los mismisimos (¿contra quién sería?), nuestros padres y abuelos, se echaron al monte entre otros fines para que Navarra no fuera Euzkadi, para que Navarra conservara los fueros y perteneciera a la unidad Española. Señor Presidente del Gobierno de Navarra, está muy bien que se aferre a esa España, a esa Navarra que ha querido construir su futuro a partir de 1978. Pero no olvide que en el forcejeo entre dos visiones contrarias a Usted le vino el apoyo del lado que quieren olvidar. Usted como todo hombre de paz quiere olvidar el episodio sangriento de 1936. Pero ellos no lo olvidan. Rodríguez Zapatero considera que ya no queda el espíritu fuerte que impidió o frustró el plan del 34 o del 36 y que en este momento puede hacer lo que le venga en gana. El PP ya no tiene los arrestos de aquellos hombres del 36, incluso sabe que se avergüenzan de ellos. ¿Qué ha de hacer el PSOE o Rubalcaba o Rodríguez Zapatero sino atreverse a cuanto le apetezca? Don Miguel, no se engañe. No por silenciar el 36 y lo que entonces hicieron los navarros, se va a impedir tarde o temprano, que se vuelva a repetir si la causa sigue siendo la misma. (¿Es que ya no quedarán valientes?)Y si no, es que nos tienen sojuzgados en la futura Euzkadi. Pero sueño que si así sucediera (Dios no lo quiera) será por poco tiempo. Lo verán claro nietos o biznietos. Sangre, sudor y lágrimas. Bien sabe, Don Miguel, el dicho de que ignorar la historia es propiciar que se repita. Señor Presidente, claro que es prudente que usted ponga el arranque de esta etapa en el 78, pero ellos no lo quieren. Ellos saben que han aniquilado la resistencia contra el frente popular y que en este momento ya no hay resistencia posible. Rodríguez Zapatero y su camarilla, ha vuelto a la senda perdida del 34 y del 36. ¿Cómo va a conseguir apaciguar a Zapatero? ¿moviendo las orejas? ¿gritándole que Navarra es foral y Española? o ¿recordándole que sería de su exclusiva responsabilidad que se tenga que repetir la historia? Enséñele las fotos del 36. Nuestros genes son esos. Guste o no, esa es nuestra cata. Diego de Miranda

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 16 de febrero de 2006