LA REBELION DE LOS MEDIOS

José Carlos Navarro Muñoz 30 mayo 2006 Cartas al director / Agenda

LA REBELION DE LOS MEDIOS El cinematográfico binomio poli bueno-poli malo tiene su correspondencia en política. Ejemplarizado desde las filas del Ejecutivo en un presidente multifuncional del buenismo se contraponen como más llamativos: un secretario de Organización que acusa a la oposición de lo “más rancio, radical y desesperado y lepenista”, y un portavoz socialista en el Congreso que llama a los populares como “vulgares agitadores vociferantes” por el caso Bono. Ortega en su Rebelión de las masas decía que toda la convivencia humana va cayendo bajo este nuevo régimen en que se suprimen las instancias indirectas: “En el trato social se suprime la buena educación. La literatura como “acción directa” se constituye en el insulto. Las relaciones sexuales reducen sus trámites”. La acción indirecta que desenvocaban en violencia cuando las masas poseían ideas que no eran auténticas al no ser cultas, no es más que el actual jaque a la verdad de lo que ahora llaman proceso de paz. Por la otra parte, la literatura del insulto convertida en política se difunde como verdad, cuando los medios de información sustituyen a la masa en la opinión de las ideas sin consistencia razonable. Cuando ante el insulto a un partido de oposición éste responde que es más eficaz el no responder -aunque sean con argumentos- se desprotege a la sociedad que representan, que con ideas y escaso fuste mediático deben contrarrestar a la rebelión de los medios de las ideas sin razón. Alababa el intemporal filósofo de la hispanidad a la democracia liberal de los países con una fuerte oposición: “En casi todos una masa homogénea pesa sobre el poder público y aplasta, aniquila todo grupo opositor. La masa ˜ ¿quién lo diría al ver su aspecto compacto y multitudinario? ˜ no desea la convivencia con lo que no es ella. Odia a muerte lo que no es ella”. En el mundo de la globalización y las tecnologías de la información, no puede estar más vigente mediante la ocupación de los medios por la acción indirecta para los fines perseguidos, algo que tomando sus textos como base hoy podría ser explicado como la Rebelión de los medios, y el caso de poner en almoneda Navarra es un claro ejemplo. José Carlos Navarro Muñoz

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando…
Encuestas

¿Cree usted que Pedro Sánchez es un incoherente que sólo buscaba la presidencia?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 11 de diciembre de 2009