AÑO JAVIERANO: CONFIDENCIAS SOBRE LA CELEBRACIÓN INSTITUCIONAL DEL QUINTO CENTENARIO

Redacción 11 abril 2006 Noticias
Imagen de AÑO JAVIERANO: CONFIDENCIAS SOBRE LA CELEBRACIÓN INSTITUCIONAL DEL QUINTO CENTENARIO

AÑO JAVIERANO: CONFIDENCIAS SOBRE LA CELEBRACIÓN INSTITUCIONAL DEL QUINTO CENTENARIO < N.C. UN ACTO “DEMASIADO" SOLEMNE. Era la celebración oficial y había que desarrollar el programa con solemnidad pero el resultado fue el de una jornada con momentos demasiado fríos. Al final de la ceremonia la capilla de Música de la Catedral de Pamplona cantó, ya fuera de programa, el himno “de siempre": “En el eco de tus montes" olvidándose del nuevo (“Que todos te confiesen por Padre y por Señor", de F.Zabala y V.M.Arbeloa) que había sido estrenado en diciembre. Faltaron detalles más populares, jotas, aplausos… y también más gente. La concentración de autoridades y policía hizo desistir a muchos devotos y despistó a muchos asistentes del motivo central del día. MOMENTO EMOCIONANTE. Fue un placer ver a dirigentes políticos ,como -por ejemplo- Maiorga Ramirez, cuadrados y firmes cuando sonó la Marcha Real al inicio del acto. Momento emocionante. No estaba Bono, que acababa de dejar el ministerio hacía unas horas, pero fue emocionante. DISCURSOS Y HOMILIAS. Tanto los discursos “civiles" de Miguel Sanz y don Juan Carlos, como el saludo inicial de don Fernando Sebastián, como la homilía del cardenal Rouco fueron impecables y muy adecuados. Especialmente claras las palabras del arzobispo de Pamplona. Sin embargo la homilía no se entendió tan fácilmente debido al tono aspirado y bajo del celebrante. UN PEQUEÑO FALLO DE COORDINACION. Cuando don Antonio María Rouco se lanzaba con el Padrenuestro en latín, la capilla lo hizo en vascuence, un Gure Aita  que sonó precioso, como todo lo demás que se cantó, y además con una alta participación de los fieles en los cánticos. ¿EX-COMUNION LAICISTA?. A mucha gente llamó la atención que don Juan Carlos y doña Sofía no comulgaran. ¿Es lo que toca en estos tiempos? Todos los actos estuvieron marcados por un extraño equilibrio entre lo religioso y lo “prudentemente" neutro. La alabanza al santo misionero y la honra al paisano viajero. MUSICA DE ALTO NIVEL. La Capilla de Música de la Catedral -acompañada por algunos maestros de la ahora Orquesta Sinfónica de Navarra- cantó a las mil maravillas bajo la batuta experta de Arelio Sagaseta. La misma doña Sofía dió muestras palpables de agrado. COMIDA Y DESPEDIDA. La comida oficial, para aproximadamente 150 autoridades civiles y eclesiásticas presentes, se sirvió en el Hotel Xabier. El menú de abstinencia -lo mismo que había sido el aperitivo- fue el apropiado para un viernes de dolores: menestra, lubina y “alpargatas de Javier", un postre artesano elaborado en el mismo restaurante. Al término de la comida se formo un pequeño cortejo para despedir a las personalidades. Don Juan Carlos abandonó Javier hacia las 17:00 horas; a continuación lo hicieron los obispos en un autobús fletado a tal efecto. En cuanto a los miembros del Gobierno se Navarra fueron marchándose intercaladamente, algunos se quedaron hasta las 19:00, y después de mantener un encuentro informal.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando…

Libros amigos por Javier Horno

Personas fáciles

Si usted consulta cómo define el Diccionario de la Real Academia de la Lengua -edición de papel- el adjetivo fácil se encontrará con que hay una acepción referida a la expresión mujer fácil. Esa acepción, por cierto, también está registrada en el gran diccionario del siglo XX que es el…

Desolvidar por Patxi Mendiburu

Ángel Mª Pascual: oficios y artesanos de Pamplona

Afilador 1947 Sevilla subida por Ramón Vinyera Como mi padre, Ángel Mª Pascual nació en 1911, pero murió con sólo 35 años, en 1947, dos años antes de que yo viniera al mundo. A pesar de la cercanía en el tiempo, la Pamplona de la que él habla en presente, fue casi toda -salvo…

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 23 de septiembre de 2013