DE LAS NAVIDADES LAICAS A LAS ANTICATOLICAS

Redacción 3 enero 2006 Noticias
Imagen de DE LAS NAVIDADES LAICAS A LAS ANTICATOLICAS

< Pablo Urtasun. Pamplona Poco a poco las navidades se van convirtiendo en unas fiestas en las que la gente se reúne, cena y se alegra mucho… pero no saben muy bien por qué. No saben lo que se celebra, pero se celebra. El Club de Tenis de Pamplona – ejemplo número 1- en su revista previa a la Navidad, incluye una única página interior dedicada a las actividades organizadas para estos días. Programa todo tipo de talleres y bingos, pero ni una sola referencia a lo que se celebra. Decorado, eso sí, con un insulso monigote de nieve y un abeto dibujados. Lo que sí proporciona este Club son consejos sobre cómo recuperarse de los excesos “navideños” de comida y bebida. En el Instituto La Granja – ejemplo número 2- este año ha habido una virulenta batalla en el claustro ya que una profesora del mismo quería imponer al resto y a los padres y a los alumnos que no se cantaran villancicos ni se hicieran referencias religiosas. ¿Entonces que quiere celebrar esta señora?. Pues aunque parezca mentira casi lo consigue. Al final ha reinado la cordura y un año más, como es normal, se han cantado villancicos. Pero ya no solo tenemos que preocuparnos de unas navidades laicas (que suena tan ridículo como bautismos y comuniones por lo civil, que también se celebran). Lo peor son las navidades anticatólicas. En Barañain, en el Portal de Belén instalado junto al lago, unos catolicófobos han robado el Niño Jesús y lo han ahorcado en un árbol con la leyenda siguiente: “Con las tripas del último rey, mataremos al último cura”. Además de poco originales (esta frase ya la decían en la II república) demuestran, más que desconocimiento, un terrible odio. Esta gente sabe claramente lo que se celebra en Navidad. Quizá lo tienen más en cuenta que muchos católicos navarros. Es triste que el Ayuntamiento de Pamplona tenga que retirar el Belén de la caseta del paseo de Sarasate en Nochevieja para evitar actos como este. Y resulta que ser antisemita, por ejemplo, es un terrible delito (cosa que nos parece formidable) pero ser anticatólico sale gratis.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cuál es su postura respecto a la moción de censura?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 22 de enero de 2018