Pilar Vigila

Redacción 12 diciembre 2005 Opinión
Imagen de Pilar Vigila

¿QUÉ HAS LEIDO ULTIMAMENTE? Hablar de libros con gente que lee mucho es un buen modo de conseguir información. A veces casi el único. Bueno, exagero, están los suplementos culturales, las críticas de libros en Internet y todas esas cosas. Pero si conoces a fulanito y a menganita y sus gustos literarios, cuando te dicen que les ha encantado un libro…sabes a qué atenerte. Con los recomendados oficiales y demás, no suele ser tan fácil. Está todo ese tinglado de los premios literarios, del marketing para lanzar una novela, de las listas de más vendidos… En realidad, nunca se sabe si un libro es tan bueno como lo pintan o no. Y entre tanto barullo se nos escapan auténticas joyas. Porque hay buenos libros en el mercado: solo hay que buscarlos. Víctimas de modas estrambóticas y del propio marketing son los dos premios más conocidos por los españoles, el Nobel y el Planeta. Es una lástima que nos hayan deparado semejantes espectáculos de desprestigio y crisis interna, con dimisiones de jurados incluidas. Hay que reconocer que la calidad de los libros y autores premiados desde hace algunos años no era buena, y esto se veía venir. Pero no deja de ser penoso observar la decadencia de las instituciones que han contribuido durante tantos años a que el lector español se acercara a buenos autores, extranjeros y patrios. El Planeta hace ya mucho tiempo que cojeaba. El derrumbamiento del Nobel es más reciente, y con perdón de los señores académicos, no se soluciona con Harold Pinter. Tampoco ha sido positiva la polémica del IV Premio de Novela Ciudad de Torrevieja. El presidente del jurado, el poeta José Manuel Caballero Bonald, considera que el texto tiene calidad literaria, pero que le recordaba a “la pedagogía del franquismo”. Hay que ver los dictadores de lo políticamente correcto como se las gastan. Y el finalista es un hermano de la señora ministra de Cultura, José Calvo Poyato, así que con él no ha habido problema. El premio, una de cal y otra de arena. Así tenemos que andar. Según he leído, Los hijos de la luz , de César Vidal (Plaza y Janés), es una novela situada en los momentos previos a la Revolución Francesa. Un policía de Baviera descubre un asesinato que le llevará a indagar en un siniestro plan -con implicaciones masónicas- en el que se pretende alterar algo más que las buenas costumbres o “el orden natural” de las cosas. Estoy deseando leerla, pero no me ha dado tiempo. El mercado editorial se debate entre la buena literatura y el dinero rápido, y al final, en esta guerra absurda de los best-sellers acabaremos perdiendo todos. Pero no hay que desesperar, no todo el panorama es terrible. Alguno de esos de las listas de más vendidos es bueno, hay que buscar, y cada día se reeditan buenos clásicos, y algunos que no habían llegado a España. Por ejemplo, Espasa ha publicado los cuentos de O1Henry. Yo no los había visto antes por nuestras librerías. Son esos regalitos que te envían de vez en cuando los verdaderos editores, cuando ponen entre tus manos la auténtica literatura. [i]Pilar Vigila[/i]

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que Chivite debería ofrecer explicaciones ante las acusaciones de haberse saltado las normas sanitarias para organizar una comida?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 29 de septiembre de 2017