A.M.

Redacción 12 diciembre 2005 Opinión
Imagen de A.M.

EL METRO CUADRADO A los sufridos lectores diremos que este artículo, pese al título, no hace referencia a la carestía de la vivienda en Navarra o resto de España, ni a la especulación del suelo urbano o rústico en función de los intereses del concejal de turno y de sus amigos constructores. No señores, pretende exponer el precio del metro cuadrado de manipulación informativa, si bien tratándose de quien se trata habría que hablar de “método científico”, porque ellos son los imparciales, los neutros, los que dicen siempre la verdad, los “demócratas de toda la vida”, los mentirosos son los demás, los parciales y manipuladores son el resto. Aunque bien pensado tal como está el panorama actual, ese resto son la mitad del país, de la nación, del Estado, de la comunidad española, de la identidad nacional española,… perdonen ustedes pero no alcanzo a recordar las otras formulas de ZP para que nadie se ofenda con un término tan en desuso como el de Patria. Con esta entrada pensarán ustedes: ¿qué es esto?, ¿de que está hablando este loco?, paso a explicarme: El otro día tras la manifestación a favor de una educación que garantice un futuro a nuestros hijos, a favor de una educación integral que haga de las futuras generaciones hombres con cultura y educación y no ratones con título, a favor del derecho a recibir una formación, también religiosa, (derecho que recoge la CT-78), o en contra de la LOE, como prefieran ustedes que para todo hay gustos, tuve la osadía de cambiar de canal televisivo y ver lo que se cocía en el telediario de TELE-5, sonreí al ver a los pobres presentadores como se esforzaban por explicar a la audiencia la falsedad de las cifras de asistentes, fuentes gubernamentales hablaban de cuatrocientos mil, los organizadores decían que alrededor de dos millones. No sé si el entusiasmo de unos hizo crecer el número, lo que sí sé es que la torpeza de los otros reducía a cifras ridículas a los asistentes, contradiciéndose ellos mismos al ofrecer las imágenes que demostraban que eran “algunos” más de cuatrocientos mil. Pero ese esfuerzo de los presentadores estaba avalado por “un método científico” para medir asistentes a manifestaciones. A los “Zapatistas”, (que me perdonen los Mejicanos y el mismísimo Emiliano por emplear este término, pero se trata de reducir país, reducir educación, reducir la verdad a la nada y porque no, de reducir número de asistentes) se les encendió la luz y por inspiración (desde luego no divina), mostraron a los espectadores del “informativo”, como en un metro cuadrado cabían cuatro personas, seis de forma muy incómoda, y tal método demostraba empíricamente que como quiera que la manifestación cumplió su horario y los asistentes caminaban con holgura en el recorrido, ello era prueba suficiente que evidenciaba la falsedad de las cifras de los organizadores. Porque hablamos del precio del metro cuadrado, es meridiano, muy caro sale a los españoles este tipo de manipulaciones informativas, muy caro sale a los españoles las prebendas que el Gobierno otorga al dueño de un medio que se esfuerza en demostrar las bondades del mismo y en ensuciar la credibilidad de los que no siguen al dictado las alucinaciones políticas del desgobierno del Partido Socialista(poco)- Obrero(casi no)-Español(este término ni lo comento), añadiremos que también a la Iglesia Católica le va a salir caro defender el derecho a una educación integral, porque poco después, oímos a la señora Vicepresidenta del Gobierno, (reina de la pasarela televisiva, vaya modelitos…) que la Iglesia había incumplido reiteradamente los acuerdos con el Estado Español que le obligan a conseguir la autofinanciación, es decir que el Gobierno no puede por menos que reducir la aportación destinada a la Iglesia Católica. Suponemos que de ser así esas cantidades acrecerán las aportaciones de organizaciones, asociaciones y fundaciones más “modernas”, más “progresistas”, más “acordes con la política gubernamental”. Ahora sufrido lector reflexiona y piensa si el precio de “ese” metro cuadrado no te va a salir demasiado caro, aunque siempre podrás acudir a la Caixa a pedir un “credichollo montilla”. A.M.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...
Encuestas

¿Cree usted que el gobierno aprovecha la pandemia para impulsar con menos oposición su agenda política?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 21 de noviembre de 2017