Continúa el periplo argentino.

Dicen que cuando el gato se va… los ratones bailan. Además se comen el queso y dibujan en la pizarra. Alguno incluso se pone a cantar. No llores por mí, Argentinaaaaa…
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valorar todavía)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja