Publicidad

Los últimos amores de Pablo Iglesias por… Lenin

Redacción 10 noviembre 2017 Noticias
Imagen de Los últimos amores de Pablo Iglesias por... Lenin

Vladímir Ilich Uliánov, Lenin, fue el ideólogo y líder político de la Revolución Rusa en 1917, lo que poco después le converiría en Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo de la Unión Soviética, como quien dice primer presidente de la URSS, la dictadura más atroz de la historia de la humanidad incluyendo el nazismo.

x

Esta mención a Lenin viene a cuento de este reciente tuit de Pablo Iglesias, en realidad un retuit a Monedero. Los líderes de Podemos reivindican de este modo a Lenin y la URSS.

x

x

Cabe señalar que Lenin, a diferencia de otras figuras controvertidas, no fue un tipo que destacó después como gran demócrata aunque tuviera también un pasado totalitario: Lenin sólo tiene pasado totalitario.

x

Cabe también indicar la doble vara de medir que existe a la hora de reivindicar a, por ejemplo, figuras del nazismo o del franquismo, y a la hora de reivindicar a figuras totalitarias del comunismo. Pablo Iglesias no va a recibir el mismo tratamiento por este tuit que el que recibiría un político de  UPN o del PP por exaltar a Hitler o a Franco. Podríamos preguntarnos también si Trump es un tipo más radical, temible o enloquecido que alguien que exalta a Lenin. De hecho no hay político radical de derechas en Europa que escriba mensajes respecto a Hitler como los que Iglesias lanza respecto a Lenin o la URSS, sin coste político ni electoral. Odiar sólo las dictaduras de derechas es algo muy distinto de amar la libertad.

x

Finalmente, es preciso añadir que una vez más Pablo Iglesias y Podemos, aunque después se quejen, ponen de manifiesto que su referente no es la socialdemocracia danesa, sino Lenin, la URSS y Venezuela. Ni siquiera se esfuerzan demasiado en disimularlo.

x

x

Dicho todo lo anterior, conviene aproximarnos mediante algunas citas al pensamiento de Lenin, entre otras muchas similares que podrían traerse a colación:

x

“La república democrática es el acceso más próximo a la dictadura del proletariado.”

“La sustitución del Estado burgués por el Estado proletario es imposible sin una revolución violenta”.

“La mentira es un arma revolucionaria”.

“Los capitalistas llaman libertad de imprenta a la libertad de soborno de la prensa por los ricos, a la libertad de utilizar la riqueza para fabricar y falsear la llamada opinión pública”.

“La dictadura del proletariado no sólo es por completo legítima, como medio para derrocar a los explotadores y aplastar su resistencia, sino también absolutamente necesaria para toda la masa trabajadora como única defensa contra la dictadura de la burguesía”.

“Lo que tiene de común la dictadura del proletariado con la dictadura de las otras clases es que está motivada, como toda otra dictadura, por la necesidad de aplastar por la fuerza la resistencia de la clase que pierde la dominación política”.

“El proletariado necesita el poder estatal, organización centralizada de la fuerza, organización de la violencia, tanto para aplastar la resistencia de los explotadores como para dirigir a la enorme masa de la población, a los campesinos, a la pequeña burguesía, a los semiproletarios, en la obra de “poner en marcha” la economía socialista.”

“¿Creéis realmente que podemos salir victoriosos sin utilizar el terror más despiadado?”

“Cuando la gente nos censura por nuestra crueldad, nos preguntamos cómo pueden olvidar los principios más elementales del marxismo”.

“No busquéis en el curso de las investigaciones documentos y pruebas sobre lo que el acusado ha hecho, en actos o en palabras, contra la autoridad soviética. La primera pregunta que debéis hacerle es a qué clase pertenece, cuáles son sus orígenes, su educación, su instrucción, su profesión. En este espíritu es donde reside la esencia del terror rojo”.

x

Al morir Lenin, como puede deducirse de todas estas frases, dejó un estado mucho más despótico y cruel que el zarista. Resulta extraño que Iglesias y Monedero opongan el leninismo al hambre y la esclavitud cuando hambre y esclavitud es lo que caracteriza al régimen que fundó Lenin y que se dilató durante 72 oscuros años hasta la caída del Muro de Berlín.

x

x

Cuando hablamos de los represaliados del comunismo, las magnitudes resultan tan abrumadoras que no hablamos de miles, de decenas de miles, ni siquiera de cientos de miles, sino de decenas de millones de personas asesinadas. Objetivamente no se podría decir que el nazismo ha sido más cruento que el comunismo.

x

Aparte de tiranía y represión, el comunismo también significó desde el primer momento hambre y miseria. Ni siquiera se puede decir de la URSS que faltaba la libertad pero sobraba la comida. Ni comida, ni libertad, patrón que se repite por cierto en todos los regímenes comunistas a lo largo de la historia, acabando por Venezuela.

x

Entre 1921 y 1922, las primeras medidas del gobierno comunista desataron en Rusia una hambruna que afectó a 27 millones de personas, suponiendo la muerte de entre 3 y 5 de ellas. En una carta de Lenin de 1922, el admirado camarada de Pablo Iglesias señalaba con alegría la gran ocasión que se presentaba para justificar nuevas medidas revolucionarias incluyendo el expolio a la Iglesia. Entre 1933 y 1934, ya con Stalin en el poder, volvió a producirse una enorme hambruna, sólo que esta vez se ocultó al mundo y durante décadas se borró de los libros de historia, por supuesto también de los libros de historia de los profesores podemitas.

x

Debería precisarse además que los bolcheviques no acabaron con el régimen zarista, sino con el intento de establecer en Rusia la democracia. El zar ya había sido depuesto meses antes de ser asesinado por orden de Lenin. No ya el zar, sino también su mujer, su hijo, sus cuatro hijas, el médico, un criado personal, la camarera de la emperatriz y el cocinero de la familia. Las hijas pequeñas fueron rematadas con bayonetas tras ser fusiladas. Los bolcheviques no se hicieron por tanto con el poder frente a los zares, sino frente a los mencheviques y otros sectores que apostaban por una república democrática. En un momento en el que, tras la caída del zar, la revolución podía decantarse hacia una democracia o hacia una dictadura comunista, los bolcheviques lucharon -con éxito- contra la democracia y a favor de la dictadura. Como decía Lenin, que ya por las anteriores citas puede verse que no era un amante de la democracia:

x

“La democracia es una forma de gobierno en la que cada cuatro años se cambia de tirano”

x

El problema con los comunistas, desde Lenin a Pablo Iglesias, es que la alternativa a esta premisa, que en buena parte es certera, no puede ser más dictadura en vez de más libertad. Con la toma del poder por parte de Lenin se adoptó una forma de gobierno en la que el tirano ya no podía cambiarse, ni cada cuatro años ni cada veinticuatro. El problema con Pablo Iglesias y los suyos es que no se trata de amantes de la libertad, que la dictadura sólo les molesta cuando no es de su signo político y que la democracia sólo les interesa mientras ganan elecciones, como en Venezuela. Tienen tan poca confianza en el éxito de sus ideas que, una vez tomado el poder, no confían en que la gente fuera a seguir eligiéndoles libremente durante demasiado tiempo. Obviamente tienen razones para desconfiar porque cuando llegan al poder no pasa mucho tiempo antes de que la comida y la libertad empiecen a escasear.

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (2)
  1. Ispan1 says:

    Telegrama de junio de 1918 de Vladimiro Ulianov ante los disturbios protagonizados por campesinos por las requisas de grano y contra izquierdistas no bolcheviques en Penza ( Rusia)
    “¡Camaradas! La insurrección de cinco distritos kulak debe ser impíamente suprimida. Los intereses de toda la revolución lo exigen porque “la última batalla decisiva” con los kulaks está en marcha en todas partes. Hay que dar ejemplo.
    1. Colgad (y asegurarse de que el ahorcamiento tiene lugar a plena vista de la gente) no menos de cien patrones conocidos, hombres ricos, sanguijuelas.
    2. Publicad sus nombres.
    3. Sacad todo el grano de ellos.
    4. Designad rehenes de acuerdo con el telegrama de ayer.
    Hacedlo de tal manera que por cientos de kilómetros alrededor de la gente pueda ver, temblar, saber, gritar: “Están estrangulando, y estrangularán hasta la muerte, a los kulaks sanguinarios”.
    Recepción y ejecución del telégrafo.
    Atentamente, Lenin.
    Encontrad a gente realmente dura”
    Así llegó la esperanza, de la checa,la guerra civil, la hambruna, el asesinato y la deportación en masa, el campo de concentración, los procesos amañados , es decir de la dictadura tiránica. Y ahí están, creyendo que son la salvación de la humanidad

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 1

  2. Navarroaragonés says:

    La caída del Muro de Berlín fue una buena noticia para todos, a eso se le sumó la desintegración de la URSS dos años después. ¡Qué felices nos hizo! Eso hizo una caída de un montón de países comunistas, no sólo en Europa, sino en el mundo entero. Hoy sólo quedan oficialmente Cuba, China, Norcorea, Vietnam y Laos, aunque hay otro país comunista gobernado por un partido con nombre democrático, pero comunista de agarrarse. Se llama Eritrea. Isaías Afewerki es su dirigente y le llaman el Fidel Castro africano. Es una de las más terribles dictaduras del mundo, tanto que los eritreos se cuentan como refugiados, no como simples inmigrantes. Las otras terribles dictaduras son Norcorea (comunismo), Zimbabue (socialismo africano), Guinea Ecuatorial y Siria (socialismo árabe)…

    Navarros y aragoneses, hermanos.

    ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

Lecturas de verano. Reflexiones sobre narrativa actual: El secreto, de Donna Tartt

x En nuestro último artículo literario dejamos para una próxima entrega hablar de una novela de la escritora estadounidense Donna Tartt titulada El secreto1. Nuestra tesis era que estamos en una época en que es habitual que lo artístico encubra lo propagandístico, en detrimento de la autenticidad. x Permítame primero…

Desolvidar por Patxi Mendiburu

Amaia: humildad, dulzura, inocencia

Un artículo de El País de ayer, escrito por Sergio del Amo confirma lo que venimos pensando desde la primera vez que vimos a nuestra Amaia Romero. Os entresaco algunas frases:   El fenómeno 'Amaia' de OT: así ha revolucionado el programa esta concursante... No sólo tiene una buena cultura…
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 6 de septiembre de 2013