Publicidad

Barcos juega ahora al ilusionismo fiscal

Redacción 9 noviembre 2017 Noticias
Imagen de Barcos juega ahora al ilusionismo fiscal

¿En qué se basa la rebaja fiscal que anunció ayer el Gobierno de Navarra? ¿En la política económica o en la política electoral? ¿Cree realmente el cuatriparito en las bajadas de impuestos? ¿Hay una bajada real y sustancial de impuestos en el anuncio del gobierno foral?

x

Hasta ayer mismo, contra toda evidencia, el gobierno del cambio negaba que se estuviera crujiendo a las familias navarras, que las empresas se estuvieran yendo o que nos hubiéramos convertido en en un infierno fiscal. ¿Qué ha cambiado en las últimas 24 horas?

x

A la vista está que una corrección implica un error. En la medida en que el Gobierno de Navarra corrige su reforma fiscal, reconoce implícitamente que esa reforma fiscal fue un error. El problema es si lo que se nos ha anunciado tiene como objeto recomponer verdaderamente nuestro bolsillo o sólo paliar publicitariamente los efectos negativos del crujimiento fiscal. Para empezar, vemos que la medida más significativa en el IRPF es una deducción de 100 euros por hijo menor de 3 años. Sólo 100 euros y sólo hasta los 3 años. Uxue Barcos podrá presentarse a las elecciones diciendo que ha bajado los impuestos a las familias navarras, pero el tapón es mucho más pequeño que el agujero.

x

x

Si la deducción anterior les ha sabido a poco, sepa que eso eran las buenas noticias, porque en la reforma que propone el gobierno se elimina la reducción del 40% al capitalizar un plan de pensiones. “Como en el resto del estado”, dice el gobierno. El problema es que cuando en el resto del estado hay un impuesto más bajo entonces no lo igualamos, Barcos sólo iguala los impuestos con el estado si son más altos. O sea, “como en el resto del estado” sólo para lo malo. La subida obviamente penaliza el ahorro y castiga la inteligencia y la previsión. Todos sabemos que el gobierno va a tener un problema para pagar las pensiones futuras, sólo falta que el gobierno, encima, castigue a quienes intentan protegerse de ese problema ahorrando o capitalizando un fondo de pensión.

x

x

La fiscalidad de las empresas de mal en peor

En cuanto al Impuesto de Sociedades, nueva subida al canto. Si ya éramos poco atractivos en los dos últimos años para atraer la llegada de empresas o evitar su salida, la situación empeora. La reforma establece una serie de mínimos frente a las deducciones existentes en el impuesto de modo que las microempresas tendrán que seguir tributando un mínimo del 13%, pero el mínimo para las pequeñas empresas sube al 16% y para las grandes al 18%. La medida resulta especialmente desafortunada porque ya es apreciable en este momento que Navarra ha perdido atractivo para la llegada de empresas y la inversión y la empresa que puede venir de fuera a Navarra atraída por su fiscalidad no es la pequeña frutería de la esquina de una calle de Logroño, sino un Decathlon.

x

Cuando el gobierno te cobra hasta por morirte

En cuanto a Sucesiones, el cuatripartito ofrece una de cal y otra de arena. Hasta 250.000 euros, que representa la frontera del 90% de las herencias, se tributa al 0%, lo cual está muy bien, pero a partir de esa cifra se empieza a crujir al personal de modo implacable, llegando el tipo aplicable hasta el 16%. Hay varias razones por las que uno no debería alegrarse de esta subida empezando porque es un impuesto injusto. No hay ninguna razón para que uno tenga que pagar un impuesto al estado por el mero hecho de morirse y de lo que uno deja en herencia a sus descendientes ya ha pagado en vida impuestos por todo, pagar otra vez es injusto. Pero es que además Sucesiones es un apartado más en el pack fiscal que incluye patrimonio o IRPF. Cualquier persona con dinero puede elegir no vivir ni morir en Navarra. Espantamos a las empresas y espantamos a los ricos. El gobierno sigue sin entender que odiar a las vacas es una filosofía improductiva y que no se puede ordeñar más leche espantando a las vacas.

x

x

Las comunidades con malos resultados en el Índice Autonómico de Competitividad Fiscal empiezan a reaccionar, menos Navarra

Ante la reforma anunciada por el gobierno de Barcos, cabe recordar que según concluía el reciente Índice Autonómico de Competitividad Fiscal, Navarra tiene el peor IRPF de España, no ya sólo para los ricos, sino que la fiscalidad foral hace que “los contribuyentes con dos hijos y con rentas superiores a 21.000 euros brutos al año tengan que pagar la cuota de IRPF más alta de toda España”. Navarra también aparecía en ese informe entre los peores puestos en cuanto a Sucesiones y Patrimonio. Llama la atención que casi inmediatamente después de la publicación del informe y a la vista de sus resultados Extremadura haya decidido bajar Sucesiones, admitiendo que es un lastre para competir con las comunidades vecinas. Guipúzcoa, por su parte, acaba de anunciar que recupera el escudo fiscal para que Sociedades sea allí el impuesto más bajo del estado, por debajo de Vizcaya, Alava y Madrid. Huelga decir que Madrid no está lejos, pero es que Guipúzcoa la tenemos al lado, compitiendo directamente con nosotros, bajando impuestos mientras nosotros los subimos. Lo peor es que en Guipúzcoa gobierna el PNV. Es decir, tenemos en el Gobierno de Navarra políticos que o no se creen lo que su partido hace en Guipúzcoa, o no se creen lo que ellos mismos hacen aquí. Y si no se lo creen ni ellos, ¿a nosotros nos dicen que nos lo tenemos que creer?

x

x

Del que espantas ya no recaudas nada

Todo lo anterior nos lleva a concluir que Barcos no sólo no baja los impuestos, sino que introduce una vuelta de tuerca más. A las familias les aplica una reducción insignificante, para poder decirles en año electoral que les ha bajado un poco los impuestos que previamente les ha subido. Y a las empresas y a las personas con patrimonio, para ver si las ahuyenta más, les retuerce un poco más el brazo. Será que las estábamos perdiendo porque pensaban que aquí se pagaban demasiado pocos impuestos. Y aunque se puede vestir la mona diciendo que se sube los impuestos a las empresas y los ricos, ¿beneficiará a los pobres una espantada de las empresas y los ricos? ¿O sucederá como ahora que el 90% de la subida de la recaudación está recayendo sobre la nómina de las familias de clase media porque al que huye ya no le afecta la subida?

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (4)
  1. agramontex says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 16

  2. De Navarra says:

    Si, si, pero ¿cuantas manifas se van a organizar para protestar contra ese atraco fiscal?. Venga, yo digo que entre cero y ninguna, ¿y Vds,?

    Pues claro que recordamos que Laffer plasmó su famosa curva en una servilleta, de papel, por más señas. Pero R. Reagan le hizo caso y consiguió relanzar la economía, lo mismo pasó en Chile que se convirtió en la nación más próspera de Hispanoamérica cuando se aplicaron las teorías de la escuela de Chicago, y en Irlanda también han hecho caso a Laffer y han dado la vuelta a la situación que les llevó al rescate.
    Y es que, como todo está inventado, también recordaremos a Winsto Churchill cuando dijo: “Levantar una nación a base de impuestos, es como un hombre con los pies dentro de un cubo tratando de levantarse tirando del asa”. Sin embargo, leyendo a Agramontex, veo que no coincide ni con Churchill ni con Albert Einstein, este decía que “si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 11 Thumb down 1

  3. PTV says:

    Pues a mi se me ocurren varias formas mas de recaudar mas y a la vez hacer un sistema mas justo.
    * Eliminaria la desgravación por donativos. ¿Quién se beneficia de los mismos?
    * Modificaría el sistema de módulos. En algunos sectores es un “chollo”. Se debería ir a un sistema simplificado basado en las ventas, estilo al que se hace en el sistema especial de agricultura y ganaderia.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 0

  4. Ignatius says:

    Me encuentro ocultada la opinión razonada de Agramontex.
    Puedo entender que no guste, lo que nunca entenderé es este método de ocultación de las opiniones peor valoradas.

    Podemos discrepar de si la solución es subir impuestos cuando sufrimos la mayor carga impositiva de la historia, pero no se puede discrepar de que dos y dos son cuatro o de que “quita y no pon acaba el montón”. Claro que no podemos discrepar de lo que no vemos o leemos, bien porque está oculto o bien porque nuestras fobias o filias nos lo impidan ver.

    ¿Te gusta? Thumb up 2 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

Lecturas de verano. Reflexiones sobre narrativa actual: El secreto, de Donna Tartt

x En nuestro último artículo literario dejamos para una próxima entrega hablar de una novela de la escritora estadounidense Donna Tartt titulada El secreto1. Nuestra tesis era que estamos en una época en que es habitual que lo artístico encubra lo propagandístico, en detrimento de la autenticidad. x Permítame primero…

Desolvidar por Patxi Mendiburu

Amaia: humildad, dulzura, inocencia

Un artículo de El País de ayer, escrito por Sergio del Amo confirma lo que venimos pensando desde la primera vez que vimos a nuestra Amaia Romero. Os entresaco algunas frases:   El fenómeno 'Amaia' de OT: así ha revolucionado el programa esta concursante... No sólo tiene una buena cultura…
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 28 de marzo de 2017