Publicidad

Clave: Soberbia catalana&separatista

Daniel Celayeta 17 septiembre 2017 Claves, Noticias
Imagen de Clave: Soberbia catalana&separatista

Llevan años y años los independentistas pensando que son mejores, más listos, más buenos, más trabajadores que el resto de españoles a los que acusan de que no les gusta trabajar y con los que no quieren compartir sus niveles de riqueza. Son unos sobrados, esperaron la ocasión más propicia que se la brindó la crisis económica, en momentos de dificultad objetiva pidieron el oro y el moro conociendo la imposibilidad del Gobierno de España para cesiones económicas. Así justificaron la toma de un camino unilateral con su lema de ¡referéndum si o si! pensaron que había llegado su oportunidad.

Los independentistas han ido imponiendo sus puntos de vista desde los años 80. Utilizaron sin ninguna lealtad toda su fuerza institucional contra el proyecto común de España. Al principio de manera ladina, luego de forma descarada al indicar que lo primero era aislar al PP catalogándolo como enemigo principal a sus planes, de ello convencieron al PSC, no olvidemos el tripartito. Lo mismo sucedió con las fuerzas sociales como empresarios, intelectuales, profesionales que aun no siendo independentistas muchos de ellos, si que se acercaron a sus ideas a cambio de recibir unas migajas bien subvencionadas. Consiguieron así poco a poco minimizar la presencia política de España en la vida ordinaria en Cataluña, construyeron su Cataluña Matrix llena de esteladas, llegaron a pensar que tan solo había que soplar un poco para que como castillo de naipes se derrumbaran los restos del estado opresor. Llevaban preparando el golpe desde hace mucho tiempo y ladinamente la sustitución de las administraciones, no lo ocultaron y apenas recibieron respuestas, por ello. Sino que con nuestra tontuna lo contaron en vivo y en directo los telediarios, como dando por sentadas demasiadas cosas.

Hoy todos hemos comprobado que el nacionalismo identitario es excluyente ya que por naturaleza nunca es plural. Lo hemos llevamos viendo desde 1980. Ellos decidieron que son una nación y que los demás estamos aquí para facilitarles las cosas. Incluso compraron el mantra y se lo llegaron a creer de que el Rajoy es un tipo vago al que solo le gusta fumar puros y que no actúa por indolencia, al dejar pudrir los problemas esperando a que se le solucionen solos. Cierto que consiguieron aumentar de manera considerable sus apoyos en los últimos años, su propaganda contra los otros les empujó a actuar con el desparpajo de los adolescentes, inconscientes de los peligros de sus actos, con falta de realismo, sin tener los recursos financieros adecuados ni sus cuentas saneadas, ellos solitos se han ido creyendo sus propias trampas dialécticas “como nos van a detener a miles, como van a parar al pueblo de Cataluña, a los miles de la Díada, como no nos van a apoyar desde fuera de España porque nosotros tan solo queremos votar, poner las urnas”. Se olvidaron de los silentes, de la mayoría silenciosa catalana, que no la necesitaban ni contaba para nada pues ellos eran los únicos voceros del pueblo.

En su soberbia llegaron a creerse que son muy guay, a la vez nacionalistas y plurales, cuando ser nacionalista es afirmar lo propio en contraposición a lo pretendidamente ajeno. Nada hay más antiprogresista que el excesivo particularísimo por no hablar de la pretendida y ridícula preeminencia, al pensar que son mejores que los demás. Después de un largo tiempo de amenazas (achuchados por la CUP) llegó la autoimpuesta hora de la verdad y dieron el golpe de estado en el Parlament. Eso sí, intentaron compartir sus responsabilidades no solo con sus múltiples entramados bien financiados desde la Generalitat, sino con los funcionarios, bedeles, directores de colegios, alcaldes, etc. Esperaban una respuesta desproporcionada para mostrar al mundo su opresión pero el Gobierno junto con el PSOE y C´s están dando una respuesta inteligente y proporcionada.

Olvidaron que cuando se va a la pelea hay que estar mejor preparados. Los Puyol robaron con la justificación de tener “pelas” para cuando llegase la hora de la verdad, ahora lo han olvidado. La deuda catalana, supera todo lo razonable. Nadie les da un duro, no tienen credibilidad ninguna y si no fuese por Madrit no podrían pagar los gastos corrientes, así que Montoro ha tenido fácil la intervención pues somos todos los españoles los que les financiamos. A estas alturas de la película todos sabemos que el referéndum no se celebrará, es claramente ilegal y las instituciones del Estado de Derecho lo están ya impidiendo, de nada les vale los numeritos llorosos con los alcaldes separatistas mientras persiguen a los alcaldes constitucionalistas. No habrá secesión, en estos momentos no hay posibilidad de acuerdo con golpistas. No lo permite ni el Derecho interno ni el internacional. Los separatistas van ha perder esta batalla, a partir del día 2 ya analizaremos el camino más conveniente a seguir, que como dice García-Margallo “No se puede discutir con un grupo faccioso como es el Gobierno de la Generalitat. Hay que conseguir que el independentismo esté en el 25% y para eso hay que hacer una oferta a la sociedad catalana que no es independentista”.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (3)
  1. Javichu says:

    Los otros catalanes.

    “Somos los otros catalanes. Los que no vamos a manifestaciones y nunca colocaremos ninguna bandera en el balcón. Somos tranquilos, tolerantes, trabajadores, pacíficos, discretos y amigos de nuestros amigos. Queremos tener salud, dinero, amor y trabajo, como todo el mundo. Creemos en la familia y en el esfuerzo personal y no en la donación y subvención para conseguir las cosas. Amamos la paz y la libertad, aborrecemos la corrupción, la violencia, el abuso de poder, la manipulación y la mentira. Somos bilingües sin complejos, hacemos zapping sin problemas por todas las opciones, y la película de ayer ya no recordamos en qué idioma la vimos (catalán o castellano). Nos gustan los deportes y animamos igualmente a Nadal, Ferrer, Alonso, al Barsa, al Español y a la Selección, y nos da igual si el gol lo mete un catalán o un manchego, mientras ganemos la Copa de Europa o el Mundial. Por respeto no pitamos el himno de España, ni ningún otro. Estamos bastante hartos del “procés” y del politiqueo en general por tanta mentira. Votamos al menos malo o por descarte. Aborrecemos a quienes fomentan las fobias entre territorios, sean del color que sean, de aquí o de cualquier otro sitio para ganar 4 votos, mantener la poltrona y seguir llevándoselo calentito a cuenta de todos. No creemos que la independencia sea la solución a todos nuestros problemas: no somos tan ingenuos, más bien la política de confrontación y sus lideres son parte del problema. ¿Por qué está todo tan crispado? ¿No tendrían que trabajar todos para sacarnos de esta crisis, dejarse de historias y no confrontarnos unos contra otros? Creo que muchos pensamos así, pero no se nos ve ni se nos oye: somos “LOS OTROS” y, aunque saben que estamos, nos ignoran por no pensar como ellos. Tras el próximo fracaso del “1 de Octubre”, habrá ¡nuevas elecciones autonómicas! Informad a todos los que formamos parte de “LOS OTROS”, a vuestros conocidos, a los indecisos, a los que piensan que esto no va con ellos. Que de nuestro voto depende que Catalunya siga siendo feudo de unos cuantos que basan su discurso en el odio a los demás pueblos de España, adoctrinando en las escuelas a nuestros niños y difundiendo propaganda y mentiras en TV3 y en los otros medios comprados con subvenciones pagadas con nuestro dinero. Exijamos que los constitucionalistas lo sean por encima de los intereses de sus partidos.Vamos a demostrar a quienes lideran ‘el procés’ que en el mundo somos catalanes y españoles. Vamos a demostrarles que no nos hemos creído la vil mentira de que “Espanya ens roba”; cuando los únicos que nos han estado robando son ellos: nuestros recursos, nuestro dinero, nuestro orgullo y nuestra dignidad, intentando hacernos sentir inferiores y de segunda. Vamos a decirle a ellos y al mundo que ya basta de muestras de odio, intransigencias y amenazas de sanciones para quien no colabora o piensa como ellos. Vamos a frenar esta aventura que solo nos ha traido y traerá más pobreza económica e intelectual y más crisis a pesar de que nos prometen el paraíso. Porque amamos Catalunya, porque amamos España, porque queremos seguir siendo europeos, ¡¡¡VIVA CATALUNYA!!!”

    Enrique Llaudet (Carta publicada en “El periódico” el 4 de Agosto de 2017)

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 0

  2. Ispan1 says:

    “Llevan años y años los independentistas pensando que son mejores, más listos, más buenos, más trabajadores que el resto de españoles a los que acusan de que no les gusta trabajar y con los que no quieren compartir sus niveles de riqueza. “ , que razón tiene Vd. , don Daniel ,pero esos años y años no son de los últimos 30 años sino que hay que retrotraerse a muchos pero que muchos años atrás. Habla de soberbia, aparte de ser un pecado capital, que eso ya no se lleva según la progresía incluso clericalista, no es más que la pantalla detrás de la que el separatismo secesionista oculta su desprecio racial por el resto de españoles. Desprecio al que se han engachado aquellos que creen tener como pecado original, el ser hijos de aquellos españoles que en oleadas llegaron a una Cataluña protegida , tanto en los años veinte como en los años del general bajito, al que muchos catalanes servían y habían servido con fervor. Recuerden charnegos similar a los maquetos . Tal vez si hubieran leído “Ni éste pecó, ni sus padres…( San Juan 9-3) no se darían esas situaciones . Se ve que el llamado síndrome de Estocolmo existía antes de que se denominara así en 1973 y se extendía a capas de la población. No olviden quien al cielo escupe le cae encima.
    Pero es que está en la naturaleza del separatismo la soberbia o mejor la supremacía racial de los arios catalanes frente a los mestizos , bereberes y semitas del sur del Ebro, al que engloban con el apelativo de “ castellans”. Pero no solo Valentin Almirall, gentes como Pompeyo Gener, que quieren una catalanización de la raza y una depuración de lo castellano y su raza catalana superior. Ya por no referirme al Dr.Robert y una serie de impresentables racistas , o no querer ni recordar al Nosaltres sols , o incluso algún reputado historiador distinguiendo entre iberos-catalanes y vascongados – y los celtas básicamente castellanos.
    He ahí la soberbia&separatista. Claro que van a perder .y el “prusess” se irá a la escombrera. Pero si se tiene voluntad de aplicar la ley y la de vencer , recordar que no acabarán con España los rebeldes secesionistas. Desde luego que no se puede negociar con secesionistas , pues la unidad de la nación no es negociable ni la postergación de otros españoles. Respecto a las palabras del Sr. Garcìa-Margallo, está muy bien , pero ¿hay que hacer una oferta a los catalanes no independentistas ?. ¿ Que clase de oferta? . No atino mucho sobre que se puede hacer , que se le puede ofrecer , pero si se ofrece desde luego hay que hacerles comprender que la educación no puede quedar en manos otra vez del secesionismo ahora ya despojados de la piel de cordero.
    No tengo empacho en vitorear un Viva Cataluña, con la que me une algo más que los lazos de ser compatriotas , pero con un siempre ¡VIVA ESPAÑA!.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 0

  3. De Navarra says:

    Sí señor, Ispan: “una Cataluña protegida , tanto en los años veinte como en los años del general bajito, al que muchos catalanes servían y habían servido con fervor”. Protegida en los años 20 y más protegida todavía por el General.Sobre todo no permitiendo o cargando de aranceles la importación de tejidos y confecciones para salvaguardar la industria textil catalana que nos vendía sus productos mucho más caros que lo que costaban en el exterior (de eso sabían mucho por estas tierras nuestros entrañables contrabandistas). Lo mismo pasó en el País Vasco o en Asturias con la industria siderúrgica. Pero claro, hablar de realidades históricas a gente iletrada, invadida por el odio a España inyectado en vena desde la escuela…
    Por otro lado, también tiene razón Ispan cuando se pregunta qué hay que ofrecer a los catalanes no independentistas; casualmente hablan de lo mismo dos políticos socialistas, uno de izquierdas (Pdro Snchz) y otro de derechas (García-Margallo); los dos dicen que hay que dialogar, hay que ofrecerles, hay que, hay que… pero nunca dicen el qué y el como.

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

Lecturas de verano (Reflexiones sobre narrativa: Tierra de campos, de David Trueba)

x ¿Es inocua la ficción? No lo era para Platón, que abogaba por una música que encaminara a la virtud; tampoco lo fue para Cervantes, que escribió el Quijote para arremeter contra el mal gusto literario de su siglo, en nombre del buen criterio. En nuestra época es moneda corriente…

Desolvidar por Patxi Mendiburu

Un pañuelo para Euskal Herria

Esto sí que tiene tradición. Nosotros, de niños, también jugábamos 'al pañuelo' con el moquero Algunos le llaman 'pañuelo fallero', 'de hierbas' otros 'de Olentzero', los hay que prefieren 'de arrantzale' o de 'kashero', hay quien, simplemente, le llama 'servilleta' y alguno -en plan despectivo- 'pañuelo de mocos', pero estoy…
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 8 de septiembre de 2014