Publicidad

Clave: A tener en cuenta

Daniel Celayeta 9 Abril 2017 Claves, Noticias
Imagen de Clave: A tener en cuenta

Antecedentes

Espa帽a con la Transici贸n evolucion贸 hacia la Democracia muerto Franco. Se vivi贸 de manera esperanzada, recordemos que apenas exist铆a un discurso distinto entre el franquismo y el marxismo, por lo que se tuvo que improvisar. Secuelas de aquella 茅poca, fue la aceptaci贸n de la versi贸n de los perdedores de la guerra civil, que se presentaron como defensores de la democracia, con la descalificaci贸n de los alzados contra la Rep煤blica. Por parte de la derecha fue una ingenuidad facilitar a la izquierda la hegemon铆a cultural del relato. Se argumentaba que hab铆a necesidad de reconciliaci贸n, de olvidar el pasado, ambas cosas eran ciertas pero que a la larga han sido muy da帽ina, ya que ha abierto las puertas a la sectaria memoria hist贸rica izquierdista que hoy padecemos.

Se pas贸 de la versi贸n franquista a la interpretaci贸n izquierdista de la Rep煤blica, sin m谩s. La izquierda utiliza este discurso contra una derecha que en este tema contin煤a acobardada. La versi贸n edulcorada que hacen del pasado aparentemente les favorece pero realmente perjudica a todos, por ocultar la verdad de los hechos como lo demuestran las 煤ltimas investigaciones sobre el fraude y la violencia de las elecciones del Frente Popular en febrero de 1936 por las izquierdas. 脡stas siguen imposibilitadas para acercarse a unas conclusiones reconciliadoras, por su fuerte sectarismo.

En Navarra no debemos olvidar que en el terreno ideol贸gico las posiciones de centro izquierda son mayoritarias, muchos navarros piensan hoy que sus padres y sus abuelos estaban en el bando equivocado en la contienda civil, esto empez贸 a gestarse en los a帽os setenta del XX. La paradoja navarra resulta de la dificultad de entender que conociendo el profundo conservadurismo de nuestra sociedad y de su gran apego a las tradiciones,聽 apenas tengan reflejo en lo pol铆tico, ya que pol铆ticamente est谩 escorada hacia la izquierda. Las causas son varias en c贸mo se rompi贸 con la tradici贸n familiar, fueron una mezcla por mala interpretaci贸n del Concilio Vaticano II, por el prestigio del pensamiento marxista en aquellos a帽os, por el Mayo del 68, por la lucha antifranquista, por la transformaci贸n del Partido Carlista.

La herencia recibida de la crisis econ贸mica

Al principio ninguno entendimos los s铆ntomas de la crisis, ni su gravedad, ni su duraci贸n. El Gobierno Sanz impuls贸 un mayor gasto p煤blico, la oposici贸n lo calific贸 de timorato, quer铆an m谩s gasto y pasamos en un plis plas de 600 millones a m谩s de 3.200 millones de deuda p煤blica. Todos nos equivocamos. Hubo inversiones, mas tarde fuertemente criticadas, que no se deber铆an haber acometido.

Se redujeron presupuestos, se abandonaron programas de inversi贸n. El estado del bienestar se mantuvo en sanidad, educaci贸n, no dej贸 de funcionar. Las izquierdas y los nacionalistas de manera exagerada describieron la situaci贸n de catastr贸fica. Mal parado sali贸 el Gobierno del affaire CAN, fue torpe, poco claro, actu贸 tarde y mal, dejando en la ciudadan铆a una sensaci贸n mucho m谩s grave de lo que realmente ocurri贸.

La entrada del PSN en el Gobierno Barcina fue un error y su salida lo agrav贸 a煤n m谩s. Toda la oposici贸n se lanzo en tromba contra UPN. Tres a帽os con presupuestos prorrogados, toda la oposici贸n en contra, una moci贸n de desgaste de Bildu, una esperp茅ntica comisi贸n de investigaci贸n y una actividad legisladora delirante. Barcina tuvo aciertos y errores. A pesar de la fuerte crisis Navarra continu贸 a la cabeza en todos los indicadores auton贸micos. Cierto que se centro en la gesti贸n pues tenemos una derecha muy perezosa en dar la batalla de las ideas, y con 茅l vascuence muy ingenua.

Visto con perspectiva lo que mejor le pudo pasar a la UPN fue salir del Gobierno, eran muchos a帽os al frente de los Gobiernos que tantas cosas buenas ha tra铆do a nuestra tierra, pero tanto tiempo tambi茅n lleva aparejado cierto distanciamiento de la realidad. Por eso es bueno la alternancia, aunque en esta Navarra de nuestros gozos y dolores, se haya formado un Gobierno nada homologable con lo que ocurre por Europa.

Todos contra la UPN 隆Por un gobierno de kambio!

Gustar谩 m谩s o menos, pero era y es una propuesta democr谩tica. Otra cosa es lo de pretender cambiar el status de Navarra, el meter en el Gobierno a Bildu no tiene un pase, es una amalgama (de izquierdistas, m谩s nacionalistas filo terroristas junto con nacionalistas de derechas) cuando todav铆a hoy no se ha cerrado el tema de la derrota pol铆tica del terrorismo etarra, cuando en muchos pueblos de la zona norte de Navarra no hay libertad para que se pueden hacer candidaturas municipales de los partidos constitucionalistas por la presi贸n nacionalista ejercida contra los discrepantes.

Todos aprendemos por la experiencia, los actores principales del kambio han estado d茅cadas trabajando para llegar al Palacio de Navarra, prometiendo a los suyos un mundo nuevo de Leche y Miel. Es bueno que la gente normal vean los dientes de los lobos por: sus continuos intentos de limpiar el pasado a los terroristas, su utilizaci贸n sectaria del euskera, su poco respeto a las ideas de los dem谩s, su utilizaci贸n torticera de los fondos p煤blicos, su discriminaci贸n positiva a favor del euskera, su imposici贸n ladina de la ikurri帽a, su actitud anti PAI, etc.

Visto con perspectiva es imprescindible que los nuestros aprendan lo que vale un peine y se curtan en la oposici贸n, tambi茅n es bueno que muestren en qu茅 consiste su kambio. Podemos comprobar todos los d铆as que ya se le acab贸 el postureo, el toreo de sal贸n a la Barcos, ahora se ven sus limitadas capacidades y su verdadero talante. Quieren cambiar el actual statu quo de Navarra, regi贸n que cuenta con una dilatada trayectoria hist贸rica, durante ocho siglos Reino propio y desde 1521 felizmente se ubic贸 en Espa帽a, con el apoyo mayoritario de sus gentes.

Los terroristas y sus amigos no s贸lo quieren cambiar el relato

Las Fuerzas de Seguridad obligaron a ETA a dejar de matar, y ahora en plan oportunista su rama legal, pretenden convertir su derrota policial en victoria pol铆tica. No podemos aceptar los intentos de maquillaje del terrorismo vasco, con el 煤ltimo parip茅 de entrega de las 鈥渁rmas鈥, para luego conseguir el acercamiento de presos, para despu茅s plantear la salida de los mismos. No olvidamos que existen 300 cr铆menes sin aclarar, no podemos aceptar una pretendida amnist铆a a presos convictos que deben cumplir sus penas. Todos tenemos una obligaci贸n moral con las v铆ctimas. Quieren forzar una salida falsa y los dem贸cratas lo vamos a impedir.

Nunca estuvo justificado una lucha armada. Ni el Pa铆s Vasco ni Navarra han sido nunca unas colonias del Estado Espa帽ol. Los nacionalistas deben conformar correctamente sus leg铆timos sentimientos de amor a la tierra, y asimilar la historia com煤n de nuestros antepasados. La participaci贸n en la democracia es la manera m谩s civilizada para dirimir los conflictos y no ejercitar el uso unilateral de la fuerza que tanto dolor ha provocado. Cuanto m谩s tarden en aceptar la realidad, m谩s tardaremos todos en cerrar las heridas y en caminar por el camino de la justicia, la reconciliaci贸n y el perd贸n.

El sufrir las dificultades en la oposici贸n les fortalece

Para UPN la oposici贸n no est谩 siendo un camino de rosas, fuera del poder se siente soledades, los desprecios de algunos y los abandonos de otros, junto a las incertidumbres de otros muchos. Dicen que desde la oposici贸n siempre que uno echa un vistazo聽se encuentra con una militancia m谩s reducida, con algunos compa帽eros desorientados y tambi茅n con muchos militantes que trabajan sin descanso liderando las batallas diarias. Todos siempre tienen mucho que aprender en la pol铆tica opositora.

Observamos que las tropas de UPN se han reorganizando, se est谩n curtiendo en la oposici贸n, y que toda fuerza pol铆tica necesita una jerarqu铆a, una estrategia y una t谩ctica. Esparza est谩 trabajando bien, est谩 renovando y haciendo equipos, necesita tanto de la militancia como de los distintos responsables y est谩n logrando un trabajo coordinado. Hay necesidad de mucho trabajo voluntario y nadie asegura expectativas a corto.

Algunas voces nos susurran que s铆 que hay bastantes caras nuevas, pero que tambi茅n hay caras que se echan en falta. Algunos se preguntan en 驴d贸nde est谩n todos aquellos que tuvieron responsabilidades con los distintos Gobiernos de UPN? Se sabe que muchos est谩n busc谩ndose la vida, cosa nada f谩cil en el actual panorama laboral. De algunos se sabe que colaboran por rehacer las filas regionalistas, pero al parecer seg煤n nos cuentan hay una mayor铆a de desaparecidos, dicen que es ley de vida. Si se vuelve a tener responsabilidades de Gobierno, muchos volver谩n a ofrecerse cuando haya de nuevo posibilidades de cobrar del presupuesto p煤blico.

Siempre deben mirar a fuera y trabajar por fortalecer la confianza en sus propuestas, necesitan que su discurso est茅 acompa帽ado por el intachable comportamiento p煤blico y privado de sus representantes. Para cambiar las cosas hay que abordar los temas importantes. No s贸lo centr谩ndose en la econom铆a. Lo esencial no es convencer a los contrarios, sino convencer para luego movilizar a los propios y que vayan a votar, cuesti贸n nada sencilla ya que la situaci贸n pol铆tica navarra est谩 complicada con la probable presencia de hasta ocho partidos en el pr贸ximo Parlamento Foral.

UPN debe trabajar por conseguir un apoyo social mayoritario, para ello necesitar谩 luchar por un modelo de sociedad basado en la eficacia de lo privado, en la subsidiaridad de lo p煤blico, en la optimizaci贸n de los recursos. Abogar por una administraci贸n reducida, responsable y eficaz; reducci贸n de subvenciones. Abandonar la irresponsabilidad de gastar m谩s a煤n a costa de mayor gasto p煤blico. Hacer propuestas para la reducci贸n del tama帽o del Parlamento y de la propia Administraci贸n Foral. Luchar por una Administraci贸n cercana, austera y eficaz. En definitiva ejercer el liderazgo social por la construcci贸n de un discurso hegem贸nico, que desmonte el de sus opositores.

Trabajemos todos por la hegemon铆a cultural del centro derecha

Nuestras sociedades son mucho m谩s complejas que las precedentes y por ello no es posible influirlas ni de manera simple, ni directa en situaciones normales. Para cambiar las cosas hay que ser humildes y reconocer que el papel de la acci贸n pol铆tica institucional ayuda pero es claramente insuficiente.

Las ideas siguen moviendo el mundo. Antes 茅stas se transmit铆an por las familias, las escuelas y la iglesia desde all铆 se formaban a las personas. Hoy tienen especial relevancia las televisiones, las radios, las nuevas redes tecnol贸gicas desde donde nos llegan posicionamientos y enfoques que van conformando tanto la opini贸n privada c贸mo la p煤blica.

Los nuestros son el azote del nacionalismo vasco en Navarra, hay que reconocer su labor, se sienten a gusto en ese debate que dominan y donde mantienen bien la antorcha. Tambi茅n acometen con valent铆a otras muchas batallas ideol贸gicas, sobre el funcionamiento de la administraci贸n, el cumplimiento de la ley, la optimizaci贸n de los gastos, los enfoques de la asistencia social, etc.

Reconozcamos que nuestros pol铆ticos como nuestra gente normal no est谩n / estamos preparados para argumentar ni entre amigos o en c铆rculos cercanos contra las nuevas propuestas de la izquierda. Influir en la sociedad civil es clave para llegar a conseguir la hegemon铆a cultural primero, para luego obtener la hegemon铆a social y m谩s tarde ya llegar谩 la hegemon铆a pol铆tica. Navarra pol铆ticamente est谩 escorada al centro izquierda, cosa que para cambiarla se necesitar谩 tiempo, mucho m谩s trabajo y mucha lluvia fina, constante y cotidiana.

Reconozcamos que tenemos una presencia en general d茅bil en los medios de comunicaci贸n, Televisiones, etc. Porque estos medios son muy dependientes de los anuncios institucionales, de la subvenci贸n, todos deberemos contrarrestar su influencia desde nuestros entornos m谩s cercanos. Desde las nuevas plataformas digitales no influenciados desde el Gobierno. Todos nosotros en nuestros entornos podemos y debemos hablar mucho m谩s claro y alto. No todo lo pueden hacer los pol铆ticos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando鈥
Comentarios (1)
  1. Ispan1 says:

    La cuesti贸n es que el separatismo quiere Navarra por encima de todo, y su proyecto es la colonizaci贸n del viejo reino y quede como mero territorio icurri帽izado , anejo a la Vascongadas bilbainizadas . Ese delirio de futura Euscalerria , no es nada sin Navarra y lo saben. De ah铆 esa ofensiva de a帽os en todos los 贸rdenes del separatismo incluido el del halago: nosotros somos la Navarra occidental, Navarra el primer estado vasco, Navarra ocupada por los castellanos , esto 煤ltimo es ya el nosotros vascongados no tuvimos nada que ver, los navarros beamonteses cuatro , los franceses ni aparecen y los bearneses desaparecidos, Euskadi Nafarroa da , etc etc. Y all铆 donde ponen el pi茅 los separatistas, pues a los dem谩s que no les siguen , ya se sabe enemigos de lo vasco y del vascuence , sin importar si hablan o no el mismo. El debate contra el separatismo anexionista se debe realizar en todos los 谩mbitos, y muy importante empezando por la escuela y la juventud, y tambi茅n los medios de comunicaci贸n como se帽ala don Daniel. Y es necesario fe. Contra una fe : la del separatismo y su alabanza , otra fe : la de Navarra, la de Espa帽a. Contra corrica, corricas, contra calegiras, calegiras, contra bat煤a en las zonas vascofonas de Navarra vascuence,contra publicaci贸n publicaci贸n , contra historia torticera , historia de verdad.
    Asimismo , respecto a las causas de escoramiento a la izquierda de la que Vd. habla don Daniel, yo incidir铆a para Navarra y en algunas zonas de Espa帽a y mucho en la transformaci贸n que se realiz贸 de determinado partido pol铆tico y menos lo de la lucha antifranquista, que no ser铆a tan 鈥渄ur铆sima鈥 ya que el dictador se muri贸 en la cama ., ya por no referirnos a temas eclesiales y de religi贸n.
    Nada es irreversible, y quien tuvo retuvo, asi que al cabo de los a帽os mil鈥︹, pues igual pasar谩 en Espa帽a y porf ende en Navarra.

    驴Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 3

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

Historia de los papas

  Historia de los papas (John W. O'Malley, SJ1) Hace no mucho me llam贸 la atenci贸n la portada de un libro de la editorial Sal Terrae, esos libros de colores azulinos un tanto atrevidos, situado estrat茅gicamente a la entrada de una librer铆a. Trento. 驴Qu茅 pas贸 en el Concilio? rezaba la…
Publicidad

El ba煤l de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 28 de Marzo de 2011