Publicidad

Carnaval en Cataluña

Daniel Celayeta 26 Febrero 2017 Claves, Noticias
Imagen de Carnaval en Cataluña

Con la llegada de la crisis los secesionistas catalanes entendieron que había llegado su momento. Hoy con perspectiva vemos que hemos pasado los peores momentos y ahora su relato ha perdido fuerza, no convence su oportunismo de centrarse exclusivamente en el derecho a decidir. En esta España nuestra casi nada es lo que parece. Todos dicen una cosa en público y luego otra en privado. Muchos estamos hartos por el tiempo transcurrido sin resolver el tema catalán. Los antiguos convergentes en privado reconocen su cansancio, muestran ganas de salir del lío, les ocurre lo mismo a la mayoría de gente normal que les vendieron una Cataluña de Leche y Miel. Recordemos la sandez de que hablando se entiende la gente, ahora ya cotiza a la baja.  Hasta los entusiastas del diálogo están hoy hartos,  son conscientes que la intolerancia y el numantinismo están del lado de los independentistas.

El paso del tiempo está mostrando la inviabilidad del movimiento secesionista catalán, los secesionistas deben despertar de su sueño: tienen la puertas cerradas a Europa y hasta los mas recalcitrantes secesionistas se encuentran desorientados, están atrapados entre unos plazos auto impuestos muy próximos y una aparente indiferencia de su oponente. Muchos criticaron a Rajoy por su abulia y tontuna, no entendieron la lucidez y perseverancia exigidas para hacer frente a una situación muy complicada. Durante la crisis política de 2016 por la miopía política del secesionista catalán no consiguieron articular la formación de un gobierno en Madrit favorable a sus pretensiones, por su exigencia obsesiva de su referéndum. El actual Gobierno de España en este tema es un gobierno con fuertes apoyos. Los catalanes al margen de que unos se encuentran desanimados y otros desconcertados, todos se sienten incómodos por la incompetencia de los políticos secesionistas. Cualquier analista de buena fe certificaría el imprescindible apoyo del Gobierno de España a la financiación de la Autonomía Catalana, que está quebrada por méritos propios.

La gente no es tonta, el Gobierno tiene datos de lo que realmente piensan los catalanes en conjunto y Rajoy ha dicho de que quiere “hablar de los problemas reales”, como la deuda de la autonomía que asciende a 70.000 millones de euros, avalada por todos los españoles. Rajoy negociará sobre partidas económicas pero nunca permitirá un referéndum; con la ilegal consulta del 9-N ahora estamos viendo sus consecuencias jurídicas. Entonces el Gobierno Rajoy, desapasionadamente y a través del FLA, negoció y brindó ayuda financiera extraordinaria a la administración autonómica en rebeldía para que cubriera los agujeros que en materia de gasto farmacéutico, educación e infraestructuras. Rajoy mostró un talante que quería ganarse al catalán normal y no facilitarles las cosas a los secesionistas.

Rajoy ha demostrado que utilizando un perfil bajo va logrado desmontar muchas situaciones complicadas. Colocándose de costado ha conseguido evitar un choque frontal y les dejó sin enemigo claro a los del prucés. La situación catalana se han ido degradando por la dependencia de la CUP, hasta muchos críticos con Rajoy ahora le exigen que aplique medidas más duras. Los que antes pedían diálogo como Guerra o Cebrián, ahora son partidarios de que Artur Mas vaya a la cárcel por el 9-N (igual que le ocurrirá al cuñado del Rey), tampoco alarma que se suspenda la autonomía de Cataluña, vía artículo 155 si continúan sin acatar la ley.

El Gobierno de la nación siempre ha estado dispuesto a negociar. Quien no quiere y no ha querido hacerlo es el nacionalismo excluyente y xenófobo. El Gobierno de España ha dejado la actitud pasiva y se visibiliza con la presencia y acción de la Vicepresidenta en Cataluña para escuchar, alentar, apoyar, a las  fuerzas sociales que de alguna manera representan a esos millones de catalanes que se han sentido abandonados. Rajoy está tratando de invertir la carga de la prueba, haciendo ver a los millones de catalanes no alienados con los predicadores de la ruptura, que quienes realmente no quieren negociar son los secesionistas, obsesionados como están con su referéndum.

Hay necesidad de construir un relato coherente, el de un Estado comprometido con el bienestar de los catalanes utilizando un discurso inclusivo que busque la paz y prosperidad para todos y rechace el aventurerismo de unos cuantos. Esta estrategia fortalece el que no haya ninguna cesión, el objetivo es restar el apoyo social a los radicales, darle la vuelta a la situación para hacer les culpables del “choque de trenes” a los secesionistas.  Es probable que ese momento llegue muy pronto, este mismo año. En su irrealidad los separatistas piensan que si consiguen provocar una respuesta rotunda del Gobierno de España causara un escándalo internacional de tal dimensión que desde Madrid se verán obligados a dar marcha atrás y reconocer sus aspiraciones.

La estrategia inicial de contención ha quedado superada, por la actitud pasiva y legalista del Ejecutivo. A los mentores del prusés no les queda más salida que aumentar su apuesta así lo vienen haciendo desde septiembre de 2012. A estas alturas, el separatismo tendrá que desbordar los diques de contención de la judicatura, así su paso siguiente debería consistir en negarse a atender a las citaciones judiciales declarándose en rebeldía. Otra alternativa sería la del sentido común, si hubiese alguien con coraje dispuesto a poner a la CUP en su sitio, proclamando que la locura secesionista tiene que parar. La fuerza de la aplicación de la Ley puede ayudar.

Mientras ese momento llega, al Gobierno sólo le cabe cargarse de razón ante los catalanes sensatos, que siguen siendo la mayoría, esperando que las fuerzas separatistas acaben acuchillándose entre ellos. Por la presión de su corrupción del 3%, por la aplicación de la Ley, que no es incompatible con reunirte con ellos y tomar les el pulso permanentemente. Los secesionistas no han entendido que la coyuntura nunca les fue favorable y que ahora después del Brexit menos. Menos todavía después de Trump. Rajoy está demostrando que no es tan lerdo como decían y que vale tanto para un roto como para un descosido.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (2)
  1. Ispan1 says:

    Desleales, mentirosos y en suma traidores. Dice don Daniel “En su irrealidad los separatistas piensan que si consiguen provocar una respuesta rotunda del Gobierno de España causara un escándalo internacional de tal dimensión que desde Madrid se verán obligados a dar marcha atrás y reconocer sus aspiraciones”. Yo entiendo que querían y que todavía anhelan no es tanto la aplicación del articulo 155 de la CE que suponen en la practica la asunción de competencias por el gobierno central tras sus trámites y es parejo a lo dispuesto en otra constituciones europeas ,que también , y formar la algarada con sus huestes subvencionadas y adoctrinadas al estilo pionero bolchevique o al de la juventudes pardas, si no ver vehículos militares entrando por la Diagonal y con imágenes dando la vuelta al mundo, y sus portavoces y pagados medios presentándolos y vendiéndole como una nación pequeña es invadida por los intolerantes ,belicosos , iracundos ,brutales e inquisitoriales españoles. Claro que a lo mejor procedería dia si y al otro también abrir los telediarios con imágenes de la llegada de las tropas del general Franco a Barcelona en 1939, y el recibimiento a Yagüe y las numerosas veces al primero como Jefe del Estado. O el numero de catalanes que votaron a favor de la Constitución y la no numerosa participación en votación de último Estatuto de la época del presidente Rodriguez declarado inconstitucional en varios de sus artículos.
    Bueno, todavía queda la que organizarán cuando empiecen a ser juzgados , algunos lo han sido ya, y si resultaren condenados por las ilegalidades constitutivas de delitos de desobediencia, prevaricación como poco.
    Añádese que en la mejor tradición algunos parece que asaltan como los antiguos bandoleros catalanes a los fondos y dineros reales , pues se ha iniciado actuaciones policiales por ese 3% ( presuntamente claro) que se exigían ( presuntamente) con indicios de otros delitos ( presuntamente ).
    Alguna de sus familias haciendo de algún banco andorrano su preferido ( no tan presuntamente).
    El lema de los secesionistas rebeldes debería ser ¿ Espanya ens roba?, !no! robem a Espanya.

    Y sobre el sr.Rajoy , se puede estar o no de acuerdo con él, pero seguro que sabe más que los temas de oposición para Registrador de la Propiedad que aprobó con 24 años , que ya de por si no es moco de pavo, y que ejerció como tal , y con funciones en la política española desde 1981, vamos que no fue ayer por la mañana y creo que no se va dejar camelar por los del “pruses”.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 8 Thumb down 0

  2. Cataluña lleva siendo un Carnaval desde los 80. Al principio más sobrio, ahora desbocado de alcohol Indepe y drogas psicodélicas.
    El disfraz más barato este año, el Disfraz de Puigdemont, te lo haces en casa con una fregona vieja que te pongas en la cabeza. Ah, y luego decir sandeces.
    …clavadito.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 11 Thumb down 0

Libros amigos por Javier Horno

Lecturas de verano (Reflexiones sobre narrativa actual)

x El curioso lector se habrá encontrado más de una vez frente a un interlocutor que tiene por plato de gusto uno que no consideramos de buen criterio. En esa encrucijada incómoda nos salva a menudo el famoso refrán “para gustos, los colores”, aunque en nuestro fuero interno sentenciemos otra…

Desolvidar por Patxi Mendiburu

Un pañuelo para Euskal Herria

Esto sí que tiene tradición. Nosotros, de niños, también jugábamos 'al pañuelo' con el moquero Algunos le llaman 'pañuelo fallero', 'de hierbas' otros 'de Olentzero', los hay que prefieren 'de arrantzale' o de 'kashero', hay quien, simplemente, le llama 'servilleta' y alguno -en plan despectivo- 'pañuelo de mocos', pero estoy…
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 19 de Diciembre de 2012