Publicidad

Las cabalgatas raras

Redacci贸n 9 Enero 2017 Noticias
Imagen de Las cabalgatas raras

x

En los 煤ltimos tiempos hemos venido asistiendo a la celebraci贸n de actos navide帽os, felicitaciones y cabalgatas 鈥渞aras鈥. Es decir, actos vaciados de su sentido religioso, en los que el hecho central en virtud del cual se celebra la Navidad, el momento en que Dios se hace hombre para revelar un mensaje de salvaci贸n, sencillamente desaparece.

x

De este modo, los actos navide帽os se convierten en fiestas, carnavales y desfiles en los que no se celebra nada en particular. Son actos que, de alg煤n modo, o tienen sentido en s铆 mismos o no tienen sentido en absoluto. Llegados a cierto punto, parece que da lo mismo que aparezca Baltasar o Pluto. Eso s铆, si aparece Baltasar tiene que ser un negro de verdad. Todo lo anterior nos lleva al siguiente punto.

x

El peligro de que las cosas las organice o las pague el gobierno

驴Quiere usted una cabalgata tradicional? La 煤nica forma de asegurarse de que esto sea as铆 es organizarla usted mismo con otra gente que quiera lo mismo que usted. Si deja que la cabalgata la organice el gobierno, la cosa puede funcionar durante un tiempo, mientras el gobierno sea m谩s o menos af铆n o respetuoso con sus creencias, 驴pero y si deja de serlo?

x

El derecho a decidir lo que el Ayuntamiento quiera que se decida

El a帽o pasado, sin ir m谩s lejos, el Ayuntamiento de Pamplona dirigido por el cuatripartito se empe帽贸 en que el rey Baltasar ten铆a que ser un negro de verdad. El debate por supuesto es apasionante, abierto a diversas posiciones, pero con algunas peculiaridades inquietantes. Como todo el mundo sabe, la cabalgata de Pamplona la organiza la Asociaci贸n Cabalgata de Reyes. Sin embargo, no es en esta organizaci贸n en la que surge el debate sino que el debate se impone desde fuera, desde el gobierno, desde el poder, desde el Ayuntamiento. El Ayuntamiento impuso el debate sobre si Baltasar deb铆a ser negro-negro, pero pod铆a haber impuesto el debate de si los reyes ten铆an que ser hombres, reyes, magos, transexuales, transmusulmanes o lo que le diera la gana al Ayuntamiento. Los socios votaron en asamblea si el rey Baltasar deb铆a ser encarnado o no por un negro, aprob谩ndose por amplia mayor铆a la decisi贸n de que no necesariamente deb铆a ser negro. No obstante lo cual, a continuaci贸n Baltasar pas贸 a ser encarnado por un negro. El Ayuntamiento se hab铆a encargado de recordar que subvenciona con 50.000 euros la cabalgata, que presta locales para guardar el material, que destina polic铆as a cerrar el recorrido… El Ayuntamiento se revel贸 como un verdadero defensor del derecho a decidir lo que el Ayuntamiento quer铆a que fuera decidido.

x

Naturalmente esto pasa porque o es el Ayuntamiento el que organiza la cabalgata, como en Madrid o Barcelona, o porque el Ayuntamiento controla todo a trav茅s de las subvenciones: el 鈥渁rte鈥, la 鈥渃ultura鈥, el asocicionismo, la cabalgata y todo lo que le de la gana, gracias adem谩s al dinero que pagamos los propios controlados, a trav茅s de los impuestos.

x

Esforzarse y recuperar la independencia o relajarse y dejar el control al gobierno

Del propio relato de los hechos se desprende claramente que la 煤nica forma de asegurar o recuperar el sentido tradicional de determinadas celebraciones navide帽as, pero tambi茅n de cualquier otra cosa, es que la sociedad civil, la propia ciudadan铆a interesada en ello, recupere la iniciativa聽y la independencia en la celebraci贸n de todos esos eventos. Para eso hacen falta dos condiciones: quitar a las fuerzas estatales la iniciativa de organizar muchas cosas y asumir la propia sociedad la organizaci贸n de esas cosas. En realidad, lo m谩s dif铆cil ahora mismo puede que sea lo segundo. Nos han hecho demasiado pasivos. Nos han quitado la iniciativa y la independencia desde el gobierno.

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando鈥
Comentarios (4)
  1. jabier says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuaci贸n. 驴Te gusta? Thumb up 2 Thumb down 15

  2. clarete 2011 says:

    驴Como que “la sociedad tampoco comparte esas creencias en mitos y leyendas de seres sobrenaturales”? Pues ten铆a Vd. que haber, la noche del 24, visto las caras de extasiados de quienes transportaban la inefable figura del carbonero gordinfl贸n y de quienes le cantaban con l谩grimas en los ojos (tal vez por el fr铆o) todas sus alabanzas. O, visto de otro modo: si la sociedad no comparte esas creencias en mitos y leyendas de seres sobrenaturales, 驴para qu茅 seguir machacando y dando la tabarra con ese mito y leyenda que constituye Euskalherria?

    Bien puntuado. 驴Te gusta? Thumb up 15 Thumb down 1

  3. Para mito el pederasta ese borracho que baja de la euskomonta帽a a visitar ni帽os por la noche.
    Clarete ha dado en el clavo. Y estos se agarran a un clavo ardiendo por meternos de Matute todas esas melonadas pol铆ticas de ingenier铆a social.

    Bien puntuado. 驴Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 0

  4. jabier says:

    El caso del Olentzero es que es solo una leyenda, un juego, inconexo con otras historias de dioses y religiones, y no se pretende hacer creer lo contrario. De hecho los Reyes Magos tambien, ah铆 le doy la raz贸n a NC, porque al haber separado el sentimiento religioso de las cabalgatas, estos se quedan en un juego para pasar un buen rato con los ni帽os y hacerles unos regalos.

    驴Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 1

Libros amigos por Javier Horno

El hombre en busca de sentido (V铆ktor Frankl, 1905-1997)

El hombre en busca de sentido (V铆ktor Frankl, 1905-1997) 聽 x Hay a帽os en que el comienzo del verano no es la entrada a la Tierra Prometida. El calor nos coge desprevenidos. Para empezar las vacaciones tenemos que dejar el fardo del cansancio acumulado y recuperar el resuello. Y hay…

Desolvidar por Patxi Mendiburu

Defendamos nuestro pa帽uelo rojo

聽 Un pa帽uelo para Euskal Herria Algunos le llaman 'pa帽uelo fallero', 'de hierbas' otros 'de Olentzero', los hay que prefieren 'de arrantzale' o de 'kashero', hay quien, simplemente, le llama 'servilleta' y alguno -en plan despectivo- 'pa帽uelo de mocos', pero estoy convencido de que su implantaci贸n en las fiestas de…
Publicidad

El ba煤l de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 23 de Noviembre de 2006