Publicidad

Tengamos perspectiva

Daniel Celayeta 8 enero 2017 Claves, Noticias
Imagen de Tengamos perspectiva

Es insuficiente analizar la realidad pol铆tica desde el corto plazo. Conocemos que las causas fueron muchas y variadas, pero los abusos financieros desencadenaron la crisis econ贸mica. Tampoco olvidamos que la cultura occidental se puso en entredicho desde el famoso Mayo del 1968 del siglo pasado. Ven铆amos de una larga posguerra, donde la disciplina, el esfuerzo y el m茅rito eran lo que se estimaba y estimulaba. Fruto de un largo desarrollo econ贸mico, vivimos hoy en una sociedad mucho m谩s rica, muy acostumbrada a las satisfacciones inmediatas, acompa帽ada de una d茅bil responsabilidad individual, en muchos casos de la falta de esfuerzo, de tendencias al puro hedonismo, y de un bajo reconocimiento de cualquier autoridad.

Conocemos que la naturaleza humana siempre ha tenido una vocaci贸n de trascendencia, el comunismo no pudo con el cristianismo como comprobamos con la fuerte recuperaci贸n de las creencias religiosas en los antiguos pa铆ses comunistas. Con la ca铆da del muro en Berl铆n 1989 se visualiz贸 el fracaso del socialismo real. La izquierda qued贸 en estado de par谩lisis, desorientada en unas sociedades donde ya no era viable la revoluci贸n proletaria por lo que dejaron de cuestionar el modelo econ贸mico capitalista. Pronto cambiaron de chip, al caminar por nuevas sendas en su lucha por la preeminencia cultural. Tardaron un tiempo en levantar las nuevas/viejas banderas del Mayo del 68, tambi茅n incorporaron las reivindicaci贸n contraculturales de los nuevos movimientos norteamericanos, que en un principio hab铆an despreciado.

Su nueva estrategia consisti贸, en centrarse en la ampliaci贸n de nuevos derechos individuales en las sociedades desarrolladas. Soslayando la confrontaci贸n ideol贸gica, apoyaron la lucha radical en favor de la voluntad individual, present谩ndola como ejemplo de modernidad. Todo ello ha contribuido a fortalecer un individualismo atroz, donde se olvidan todos del bien com煤n. Las izquierdas apostaron por establecer ilimitadamente nuevos derechos, en Espa帽a fue ZP el claro impulsor de este modelo de ampliaci贸n de nuevos derechos: matrimonio homosexual, pol铆tica de g茅nero, Educaci贸n para la Ciudadan铆a, el aborto como derecho, eutanasia, ejercicio privado de la religi贸n. Siguen intentando desvincular cualquier referencia de Espa帽a con su hist贸rica identidad cat贸lica. Su principal enemigo somos los cat贸licos que nos oponemos a sus planes, a los que nos califican como ultras, porque somos los 煤nicos que les disputamos la batalla cultural de las ideas, al apoyar el modelo cl谩sico de familia. Ellos est谩n empe帽ados en romper la cadena de transmisi贸n de valores de unas generaciones a otras, huyendo del sentido com煤n, de la ley natural y de nuestra tradici贸n occidental. Queda mucho por hacer, la batalla no ha hecho sino comenzar, tampoco ellos lo tienen f谩cil porque aunque cuentan con cuantiosos medios, sus propuestas van contra lo que dicta la vida, tanto la raz贸n como el coraz贸n de la mayor铆a.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando鈥

Libros amigos por Javier Horno

Lecturas de verano. Reflexiones sobre narrativa actual: El secreto, de Donna Tartt

x En nuestro 煤ltimo art铆culo literario dejamos para una pr贸xima entrega hablar de una novela de la escritora estadounidense Donna Tartt titulada El secreto1. Nuestra tesis era que estamos en una 茅poca en que es habitual que lo art铆stico encubra lo propagand铆stico, en detrimento de la autenticidad. x Perm铆tame primero…

Desolvidar por Patxi Mendiburu

Amaia: humildad, dulzura, inocencia

Un art铆culo de El Pa铆s de ayer, escrito por Sergio del Amo confirma lo que venimos pensando desde la primera vez que vimos a nuestra Amaia Romero. Os entresaco algunas frases:   El fen贸meno 'Amaia' de OT: as铆 ha revolucionado el programa esta concursante... No s贸lo tiene una buena cultura…
Publicidad

El ba煤l de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 31 de mayo de 2011