Publicidad

ETB: una historia de audiencias decrecientes

Redacción 23 septiembre 2016 Noticias
Imagen de ETB: una historia de audiencias decrecientes

El nacionalismo, ¿ayuda o estorbo para la ETB? Cuando en 2009 el nacionalismo fue apartado del poder en la CAV, mediante el pacto entre el PSE y el PP, el reflejo de esta novedad en la ETB fue el nombramiento como director general de Alberto Surio, que inmediatamente sufrió una brutal campaña de acoso y derribo por parte de quienes concebían la ETB como un patrimonio particular. No olvidemos que ETB es esa televisión pública independiente de la que se puede decir que los candidatos nacionalistas de hoy son los presentadores de ayer y los presentadores de hoy serán probablemente los candidatos nacionalistas de mañana. La ETB, a nadie se le escapa, es un carísimo instrumento mediático, pagado con el dinero de todos, al servicio de la “construcción nacional”.

¿Cómo de caro?

Según un informe sobre las televisiones públicas del sindicato Unión Profesional de CRTVE, la ETB cuesta anualmente 122 millones de euros, que no sólo es una cifra astronómica en sí misma sino que, comparativamente, representa el coste por habitante más alto de todas las televisiones públicas autonómicas de España. Un hogar de cuatro miembros paga anualmente más de 200 euros por ver la ETB.

televisionespublicascostes

.

¿Cuánta gente la ve?

Hemos visto lo que cuesta la ETB a la gente, ¿pero cuánta gente la ve? Como decíamos inicialmente, Alberto Surio sufrió una auténtica persecución cuando llegó a la dirección general de la ETB. Fue en aquella época cuando el famoso mapa del tiempo empezó por ejemplo a respetar la realidad institucional de Navarra, algo tan novedoso como intolerable para el nacionalismo en “su” televisión. El propio Iñigo Urkullu escribió un durísimo artículo acusándo a Surio de estar “enterrando” la ETB por el descenso de audiencia y los cambios (ligeros) introducidos en los informativos, en los mapas y en el espíritu. La ETB iba a tener en el año 2010 los peores datos de audiencia de su historia: nacionalista o enterrada, la ETB sólo puede ser nacionalista o no ser. El caso es que en 2012 los nacionalistas volvieron a recuperar el control y, ¿qué ha pasado desde entonces?

audiencia-etb

.

La ETB cerró 2015 con la peor audiencia de su historia. Este mes, la ETB 2 (en español) está teniendo una cuota del 7,2%. La ETB 1 (en vascuence) tiene una audiencia del 0,7%. Tres de los cuatro canales de la ETB tienen una audiencia que no llega al 1%. El miércoles de la semana pasada ni la ETB 2 consiguió un 7%. Iñigo Urkullu usaba los datos de audiencia para acusar a Alberto Surio de querer matar y enterrar a la ETB, pero ahora que gobierna Urkullu los datos son peores que los de Surio. ¿Qué tendría que decirse Urkullu a sí mismo? Ni los nacionalistas ven la ETB. Ya hemos señalado que la ETB es la televisión autonómica más cara, con diferencia, en cuanto a coste por habitante. Pero teniendo en cuenta que la audiencia de los 4 canales de la ETB ronda el 8%, el coste por espectador alcanza un nivel astronómico. ¿Para qué sirve todo ese dinero?

etb-peor-audiencia-2015

.

A nadie se le escapa que para construir una “hegemonía social”, como la que confesó anhelar el vicepresidente del gobierno de Navarra, Miguel Laparra. Una hegemonía social requiere contar con el control de la cultura, la educación y también un importante apoyo mediático. El nacionalismo cuenta con el Noticias de Navarra y una pequeña galaxia de emisoras, publicaciones y digitales, pero para construir esa hegemonía política necesita también la hegemonía televisiva. Es cierto que podemos ver Antena 3 o Telecinco, pero en esos canales no se habla normalmente de Navarra ni, por tanto, se crea desde ellos opinión sobre lo que sucede en Navarra. En los únicos canales de TV en que se habla sobre Uxue Barkos, Esparza, Asirón o Mendoza es en los medios forales, o en la ETB. El nacionalismo quiere tener en este segmento la supremacía televisiva. Es por esto y nada más su interés en que se capte la ETB. Un interés tan indisimulable que tanto le da al nacionalismo conseguirlo siguiendo la ley o incumpliendo la ley.

La ETB, sin embargo, no es sino un ejemplo extremo de la perversidad intrínseca de los canales públicos autonómicos. Todos los simpatizantes de la izquierda creen que la derecha controla y manipula a discreción los canales públicos autonómicos de las comunidades en las que gobierna la derecha. Todos los simpatizantes de la derecha creen que la izquierda controla y manipula a discreción los canales públicos autonómicos de las comunidades en las que gobierna la izquierda. Los simpatizantes de uno y otro lado tienen razón.

Que tanto unos como otros tengan razón, por otra parte, pone de manifiesto que pensar en televisones públicas independientes en España es una total ingenuidad. Por otro lado, los canales públicos no aportan absolutamente nada sobre los canales privados que justifique su existencia. Sin embargo, las televisiones públicas nos cuestan 1.870 millones de euros al año. Una cantidad con la que se podría dar una renta básica de 10.000 euros a 187.000 personas en situaciones extremas. O dar una salida habitacional a todos los desahuciados. En vez de eso los políticos de todo signo, desde los castas y los bolivarianos hasta los batasunos, prefieren gastarse esos 1.870 millones en intentar controlar las mentes del electorado en su respectivo cortijo.

etb-bildu

.

No nos obliguen a pagar canales que no queremos ver

Es por ello que no nos alegramos en absoluto de que la ETB se vea en Navarra. De hecho no es que no queramos que se vea la ETB, es que no queremos ni que exista la ETB. No es nada personal. Estamos en contra de la ETB porque estamos en contra de todos los canales públicos. No sería justo con los demás sacar del saco a la ETB. Si los nacionalistas quieren un canal, eso sí, que al menos cumplan la ley para tenerlo. Y ya puestos, si los nacionalistas quieren un canal que se lo paguen con su dinero. Defendemos la libertad de expresar ideas disparatadas con la misma fuerza con la que defendemos la libertad de expresar datos y argumentos para rebatirlas. Pero no con el dinero para pagar las carreteras, las escuelas y las medicinas de los abuelos. Ni en general con el dinero del prójimo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (2)
  1. Yo estoy en contra de la TV públicas por ser una harka de ladrones y despilfarradores, pero aún más en contra de los medios que se dedican a esparcer el cáncer de la separación, la diferencia, el odio y la manipulación. Tienen doble delito. Ni es de extrañar que cuesten el doble de caras. Y de caras duras.
    Ah, y los perroflautas por esto no se indignan. Tiene bemoles.
    Y el agua sin llegar a la Ribera, no lo olviden.
    No tengan ningún respeto por los que no tienen respeto a las libertades individuales ni a la democracia. No se lo merecen.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 23 Thumb down 0

  2. Cuenco says:

    Había comentado la noticia de Mediterránea sin leer ésta, pero lo que digo me valdría para ésta al 100%.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 18 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

Libros amigos por Javier Horno

El Príncipe Feliz y El gigante egoísta (Cuentos de Oscar Wilde)

  El Príncipe Feliz y El gigante egoísta (Cuentos de Oscar Wilde) Dos circunstancias me inclinan a referirme a estos cuentos en estos días en que se acerca la Navidad. Uno, la gripe, que obliga a estar encerrado en casa gastando calefacción y con la capacidad lectora mermada; días apropiados…
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 10 de febrero de 2016