Publicidad

Sorayízate: el político coleguillla

Redacción 8 octubre 2015 Noticias
Imagen de Sorayízate: el político coleguillla

Que no hayan cobrado ni un euro en su vida que no sea de dinero público, que no hayan tenido que vender nunca a nadie bienes y servicios, que no hayan tenido que competir con nadie en el mercado, que no hayan tenido que pagar jamás una nómina, que hasta entrar en política hayan ganado la cuarta parte de lo que ganan ahora, pero en cambio que sepan bailar, que lleven camisetas de espíderman, que sean coleguillas y que beban cerveza a morro del caño. ¿Cómo de cercanos queremos que sean los políticos?

ainhoa aznarez

Decimos que la educación es lo más importante de una sociedad, la inversión fundamental, pero luego encumbramos al frente del país y las instituciones a auténticos gañanes, cuyo todo mérito, por la parte baja, es el haber sido “activistas”. En la parte alta, en el mejor de los casos, haber aprobado una oposición.

Hemos intentado resolver el problema de los políticos distantes, alejados de los problemas reales de los ciudadanos y encapsulados en su casta pasando a crear otro problema: el de poner al frente de cargos públicos importantes a sujetos cuyo único currículum es un historial borrado en twitter o tener el aspecto que tenemos nosotros al volver a casa unos Sanfermines de madrugada.

mai

..

Sin embargo, esto de que queremos gente cercana y colega en vez de preparada, ¿vale para los cirujanos o sólo para los políticos? ¿Preferimos que nos opere un colega de nuestra cuadrilla o un tipo preparado y experimentado al que quizá ni le gusten nuestras canciones, ni vaya a los mismos bares, ni vista los mismos trajes? Que no pasa nada si le gustan las mismas canciones, pero básicamente es una cualidad indiferente a la hora de rajarnos. No así la de que sea un experto en su oficio. ¿Por qué lo que vale para los pilotos o los cirujanos pensamos que no vale para los políticos? ¿No nos damos cuenta de lo importante que para bien o para mal es el trabajo de los políticos? ¿Y si hay una relación entre lo preparados que están los políticos y lo preparados que están los cirujanos?

Apunte al margen. En el caso concreto de Navarra sería injusto no mencionar que a veces vemos celebrar la cercanía de un político por ir en bici o pasear por la Estafeta precisamente a quienes hacían imposible que otros políticos pudieran hacer lo mismo. No puede criticar la escolta el mismo cuyos actos, o los que no condena, obligan a ponerla.

https://www.youtube.com/watch?v=XDRFmeJkcGk

¿Por qué de repente a los políticos les ha dado por bailar o ir de coleguillas? Puede ser que la clase política haya llegado a la conclusión, acaso con razón, de que la ciudadanía española, en su sabiduría, les está reclamando que sepan bailar ¿Pero nos aporta algo que Rajoy sea “bailongo”? ¿Cuánto estaría dispuesto usted a pagar para no ver a Rajoy bailando? Llevando las cosas al extremo tal vez pudiera pensarse que los políticos debieran ser viejos, feos, gordos, calvos y arrítmicos, no sea que nos vayamos a equivocar de motivo cuando les votamos. ¿O le parece a usted un planteamiento demasiado riguroso?

A fin de cuentas, tan poco sentido puede tener que un político reprima su cercanía como que la exagere. Quizá el problema no es que los políticos bailen, lo cual sería irrelevante. El problema es que sólo bailen. O que sean mejores bailando que gobernando. O que bailen para tapar sus carencias. O que cuando baila Iceta nos parezca bien y cuando baila Soraya mal o viceversa. O sobretodo que los electores les juzguen por si bailan bien o son muy colegas. Y que entonces los políticos se preocupen más por bailar bien que por hacer y explicar bien las cosas. A fin de cuentas se presentan a unas elecciones para dirigir el país, no para concursar en Mira quién baila.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…
Comentarios (1)
  1. Si se quiere encumbrar como dictapresidente, por parte de interesados medios de manipulación mediática masiva, a un funcionariete de la corrupta universidad pública española, con ideas que ya fracasaron en octubre de 1917, no es de extrañar que el contrataque sea televisivo, para llegar a esos estudiantes de la logse, y aquellos que hicieron la EGB, pero que el conumo masivo de telebasura ha fulminado las neuronas de su época de estudiante.
    Tenemos un nivel ínfimo, y a mucho votante hay que llegarle de esta manera porque es incapaz de interpretar y de asimilar por ejemplo, los cambios que ha hecho Tsipras respecto a los previos con unos recortes el triple de amplios, tras haber hundido la economía un 20% en 4 meses.
    Teleprogres, telepredicadores de odio de clases y étnico, son los que como plaga ocupan los puestos de tertulianos, invitados e informantes en el 80% de las pantallas.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 11 Thumb down 7

Libros amigos por Javier Horno

Lecturas de verano. Reflexiones sobre narrativa actual: El secreto, de Donna Tartt

x En nuestro último artículo literario dejamos para una próxima entrega hablar de una novela de la escritora estadounidense Donna Tartt titulada El secreto1. Nuestra tesis era que estamos en una época en que es habitual que lo artístico encubra lo propagandístico, en detrimento de la autenticidad. x Permítame primero…

Desolvidar por Patxi Mendiburu

Amaia: humildad, dulzura, inocencia

Un artículo de El País de ayer, escrito por Sergio del Amo confirma lo que venimos pensando desde la primera vez que vimos a nuestra Amaia Romero. Os entresaco algunas frases:   El fenómeno 'Amaia' de OT: así ha revolucionado el programa esta concursante... No sólo tiene una buena cultura…
Publicidad

El baúl de los recuerdos

Esta noticia la publicamos el 7 de abril de 2010